)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El diálogo para levantar el bloqueo
Columnas: El Kiosko

El diálogo para levantar el bloqueo

/ 06 de marzo, 2015 / Héctor Garcés

Casi 24 horas después de que un grupo de los comerciantes sobre ruedas que se instalan en Germinal bloqueó la calle Colón, justo frente al Palacio Municipal, se levantó la protesta y se permitió la apertura de la vialidad del corazón de Tampico.

El instrumento utilizado para que los rodanteros entendieran los motivos jurídicos, técnicos y hasta de seguridad vial para ser reubicados de la Avenida Monterrey, donde se instalan desde finales de la década de los ochentas, fue el diálogo.

Esa fue la herramienta usada por el alcalde de Tampico, Gustavo Torres Salinas, quien instruyó a su secretario del Ayuntamiento, Juan Carlos Ley Fong, a mantener la vía del diálogo con el grupo de comerciantes inconformes, encabezados por Aracely Bello Olvera (ex candidata del PRD a la diputación local de la zona norte en el proceso electoral de 2013).

Aunque algunos hubieran querido utilizar la ‘mano dura’ para levantar el bloqueo de la calle Colón, el presidente municipal mantuvo la lógica fundamental del quehacer político y gubernamental: dialogar con quienes no entendían las razones legales para la reubicación del mercado rodante que se instala en Germinal.

Para comenzar, existe un motivo que está a la vista de todos: la Avenida Monterrey, una millonaria inversión del gobierno federal que une a los municipios de Madero, Tampico y Altamira, acaba de ser abierta a los automovilistas tal como era su proyecto original, convirtiéndose en una obra que agiliza el flujo vial y que alienta la conectividad urbana. Es, además, una obra muy bien hecha.

Al situarse como un eje vial moderno, ahora sí bien trazado, la Avenida Monterrey observará un incremento en los niveles de velocidad de los vehículos, situación que no permitirá la instalación del mercado rodante.

Incluso, la orden para prohibir la instalación del mercado sobre ruedas proviene de la Federación. Por ello, el Ayuntamiento de Tampico, desde hace varias semanas, se sentó a dialogar con los distintos grupos de comerciantes para ofrecer una serie de opciones para ser reubicados.

Prácticamente todos los grupos aceptaron escuchar los planteamientos de la administración municipal: los cetemistas, los oferentes encabezados por Pedro Monsiváis Becerra, los vendedores dirigidos por Elida Mendoza Cruz y hasta los que encabeza Alma Bello Olvera, hermana de Aracely Bello.

De esa forma, esos líderes de las distintas agrupaciones acompañaron ayer al alcalde Gustavo Torres Salinas durante la rueda de prensa que ofreció al filo del mediodía en la sala de juntas de la Presidencia Municipal.

Ahí anunció el acuerdo tomado en diálogo permanente con la mayoría de los comerciantes: la reubicación del rodante a la calle Tamaulipas, mejor conocida como Avenida Zona Federal, ubicada a un lado de la barda del aeropuerto, en la colonia Revolución Verde, en la zona norte del municipio.

Es una calle recientemente pavimentada a base de concreto hidráulico, con un área aproximada de 7 mil metros cuadrados, a lo largo de 8 cuadras. Además, conecta con la Avenida Monterrey.

La propuesta gustó a la mayor parte de los vendedores, aunque el grupo que bloqueó la calle Colón estuvo de acuerdo con la alternativa planteada una vez que escuchó con atención los motivos técnicos, jurídicos y de seguridad vial manejados no sólo por el Ayuntamiento jaibo, sino por instrucción del gobierno federal.

Fue cuando entró a dialogar con el alcalde porteño una comisión de diez rodanteros, encabezados por Aracely Bello. La reunión duró aproximadamente dos horas, donde los vendedores comprendieron los argumentos manejados por las autoridades. El diálogo, operado por Gustavo Torres Salinas, fue fructífero y el bloqueo se levantó.

Cierto: algunos, pocos comerciantes todavía se oponen a la reubicación del mercado sobre ruedas, pero en caso de instalarse podrían afrontar sanciones impuestas por la Federación. Ante esa situación, el gobierno local mantiene la puerta del diálogo a fin de no agotar alternativas.

LA CHARLA ANTES DEL CONSEJO POLITICO

Aprovechando que todos estaban en la Ciudad de México, el primer priista de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, los convocó a las 6 de la tarde del pasado miércoles en uno de los salones del Hotel Four Seasons.

La reunión con los candidatos tamaulipecos del PRI a las diputaciones federales por las vías de la mayoría relativa y de la representación proporcional se prolongó por aproximadamente una hora y media y no tuvo otro objetivo más que sostener una amena conversación con una taza de café de por medio.

Ahí estuvieron Paloma Guillén Vicente, Monserrat Arcos Velázquez, María Esther Camargo, Baltazar Hinojosa Ochoa, Alejandro Guevara Cobos, Esdras Romero Vega, Miguel González Salum, Edgar Melhen Salinas, Sergio Villarreal Brictson, Jonathan Morris Hernández, Mayra Benavides Villafranca, Rafael González Benavides y Ramiro Ramos Salinas.

De hecho, por ahí andaba también Oscar Luebbert Gutiérrez, si bien no entró a la reunión, acompañó a su esposa María Esther Camargo, candidata tricolor a la diputación federal por el Segundo Distrito y quien tiene la encomienda de recetarle la primera derrota a Francisco Javier García Cabeza de Vaca en Reynosa (aunque sea el hermano del senador el que sea el aspirante panista).

Tras esa relajada charla con café sobre la mesa, Egidio Torre Cantú y los candidatos priistas a diputados federales se trasladaron a la reunión del Consejo Político Nacional del Revolucionario Institucional.