)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Ángeles o demonios
Columnas: El Patinadero

Ángeles o demonios

/ 05 de junio, 2015 / Juan Antonio Montoya Báez

Mucha gente respirará tranquila por la finalización de las campañas políticas y vienen horas de reflexión para el votante.

Es importante que este domingo, todos nos hagamos presentes en las urnas para depositar nuestro sufragio a favor de la democracia.

La reflexión debe ser profunda, en todos los partidos hay buenos, malos y peores candidatos, personajes que mostraron su mejor rostro durante 60 días para pedir su voto, pero que en lo particular muchas veces maltratan a sus empleados, nanas, son ladrones y propensos a cometer actos de corrupción y saqueo.

Usted reflexione sobre quién es cada quien, no se deje llevar por partidos, después de todo éstos están integrados por humanos y todos estamos propensos a cometer errores y tenemos profundas debilidades, vicios y muchas virtudes.

Todas deben ser valoradas, los políticos son personas que se mueven al compás de sus sentimientos y estos pueden ser buenos o malos. Lo anterior nos lleva a una reflexión que leíamos a manera de chiste:

“Una señora se muere y se encuentra con San Pedro en las puertas del paraíso. Le dice San Pedro:

_ Antes de que te acomodes, te comentó cómo es esto, lo usual aquí es hacerte pasar un día en el Infierno y otro en el Paraíso, para que después tú elijas dónde querrás estar para toda la eternidad.

San Pedro la acompaña al ascensor y baja al infierno. Las puertas se abren y junto en medio se encuentra un verde campo de golf y a lo lejos hay un club, donde ahí están todas sus amigas que corren a saludarla. La abrazan y recuerdan los buenos tiempos y juegan un partido de golf y luego por la noche cenan juntos en el restaurante del club con langosta como plato principal.

Comparten la noche con hermosos y liberales machos cabríos, se encuentra también el Diablo, un tipo simpático y divertido, que cuenta chistes y baila.

Se divierten tanto, que antes de darse cuenta llega la hora de irse, todos le dan un apretón de manos y la despiden mientras sube el ascensor.

De nuevo se abre la puerta y llega al cielo, donde San Pedro la está esperando. Ahora es el momento de pasar al cielo y se pasa el día saltando de nube en nube, tocando el arpa y cantando. Ya estaba aburrida y después de 24 horas San Pedro va a buscarla y le dice:

– Ya pasaste un día en el infierno y un día en el cielo. Ahora debes de elegir.
La señora reflexiona y responde:

– Bueno, el paraíso ha sido relajado, pero creo que he estado mejor en el infierno y ahí me quedo.

De inmediato desciende y se abren las puertas del elevador, se encuentra en medio de una tierra desierta, cubierta de desperdicios y sus amigas tristes, vestidas con harapos recogiendo desperdicios y metiéndolos en bolsas negras.

El Diablo la alcanza y le pone un brazo en el cuello.

No entiendo, balbucea la mujer, ayer había bellos jóvenes, un campo de golf. Comimos langosta, caviar, bailamos y nos divertimos mucho. Ahora es un lugar desértico, llenos de porquerías y mis amigas parecen ser unas miserables. El Diablo la mira, sonríe y dice:

– Ayer estábamos en campaña, hoy ¡ya votaste por nosotros!

Este domingo todos los electores debemos reflexionar el voto, pues el Diablo y los ángeles no tienen colores o partidos, se infiltran en todos lados.

Todos debemos reflexionar nuestro voto y no anular, es mejor seleccionar a cualquiera de los candidatos, después no se vale llorar.

La democracia es la voz del pueblo, hacerla valer es un deber.
Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:
patinadero@hotmail.com