Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El 2018
Columnas: Llera... siempre es noticia

El 2018

/ 12 de julio, 2017 / Othón Villarreal

Los tiempos electorales prácticamente los tenemos en Tamaulipas a la vuelta de la esquina que según la autoridad en la materia nos informan arrancan el 8 de septiembre próximo y en el que buscarán elegirse cuarenta y tres ayuntamientos, un Presidente de la República, senadores y diputados federales, por lo
tanto será un año políticamente muy movido.

Sobre el tema la pregunta que se antoja es ¿cuáles de los actuales cuarenta y tres alcaldes irán por la reelección?
Por supuesto que todos.

Aunque no puede descartarse la idea de que algunos de estos podrían enfrentar uno que otro contrincante opositor al grupo o partido político al que pertenecen, pero aún así y como dicen los jugadores de pókar dirán que llevan un caballo adelante.

En fin ya falta poco para saber a qué le vamos a tirar en el ya muy cercano proceso electoral que se avecina pues todo es cuestión de esperar un poco y saber para donde apuntará el huarache.

A caray, cuando transiten en carretera y ve en el camino fruta o supuestos envoltorios tirados no los vaya a aplastar porque dentro de la misma hay clavos cuyo propósito es ponchar las llantas de su vehículo para obligarlo a parar y así poderlo asaltar. Lo anterior es el contenido de un correo electrónico que llegó hasta nosotros vía internet y que hoy se los hacemos saber para que se pongan muy listos.

Las bromas suelen traer dificultades pues no toda la gente las aquilata en su alegre dimensión, por eso tenga cuidado con ellas y más cuando se las comenta a un supuesto amigo que lejos de valorizarlas en su feliz dimensión no solo las tergiversa sino que al platicarlas a terceros le agregan algo más de su peculio al grado que pueden lograr a la larga un inesperado y total rompimiento entre amistades y aunque tarda su tiempo aclararlas el daño ya está hecho.

Digo lo anterior porque esto es lo que está ocurriendo en el pueblo de mis mayores con dos que tres personas muy bien conocidas y que sin querer queriendo cayeron en este juego de palabras que hoy los mantienen alejados de la realidad. En fin, el tiempo les traerá la razón, digo.

Ayer nos cayó por el pueblo de mis mayores una corta lluvia y como era de esperarse se volvió como ya es costumbre a formar una pequeña laguna que no solo dificulta el tráfico de vehículos a la altura de la “Y” de Llera sino que “afea” el espacio triangular que fuera recientemente modernizado por el actual ayuntamiento de Héctor de la Torre Valenzuela para darle un buen aspecto a ese lugar, razón por la cual insistimos para que en la primera oportunidad que se tenga se logre construir un dren que ayude a desfogar toda esa agua y facilitar el tráfico de personas y vehículos, pues es un viejo problema de más de veinte años que no se ha podido solucionar. El problema tiene sus bemoles pues no es cualquier detalle y requiere de dinero como cálculo.

Quienes nos leen en Llera se habrán dado cuenta que una buena cantidad de familias están abandonando la primera villa fundada por mi compadre don José de Escandón al grado que cada vez se mira más solitaria y son un buen número de casas las que lucen solas en tanto que otras se están cayendo a causa de lo mismo o se están cubriendo de hierba como de matorral, mientras que en la zona rural ocurre otro tanto.

Las causas: No hay dinero, no hay trabajo y si a esto le sumamos el abandono en que nos tienen los gobierno federal y estatal pues diremos como dijo el señor cura: Está cabrón.

HASTA MAÑANA Y BUENA SUERTE