Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > AMLO 5: CNTE controlará SEP
Columnas: Indicador político

AMLO 5: CNTE controlará SEP

/ 16 de mayo, 2018 / Carlos Ramírez

De todas las propuestas de López Obrador para su gobierno, la educativa es de las más importante porque suscribe una alianza histórica con la disidencia magisterial de la CNTE y de la Sección 22 de Oaxaca, convierte sus propuestas en la base del funcionamiento de la SEP, plantea un regreso a la educación socialista de Lázaro Cárdenas, asume a
maestros como apóstoles del proyecto político lopezobradorista y reinstala la educación como aparato ideológico del nuevo gobierno.

El decálogo educativo de López Obrador fue presentado de manera simbólica en Oaxaca, en medio de paros, protestas, plantones y cierres de vías por parte de los maestros de la Sección 22. Inclusive, el punto 9 del decálogo coloca al Programa para la Transformación Educativa de Oaxaca (PTEO) como el prototipo de las reformas lopezobradoristas de programas educativos estatales.

El PTEO fue calificado en 2012 por el Centro de Investigación y de Estudiosa Avanzados del Instituto Politécnico Nacional como un documento confuso, repetitivo, ideológico, desordenado, indigenista, promueve la “organización colectivista” de los docentes, entrega el presupuesto educativo a los maestros y está redactado para beneficiar exclusivamente a la dirección sindical de los maestros.

La clave del PTEO, que se transformó en el Plan 22-gobierno aliancista de Gabino Cué Monteagudo como iniciativa (derrotada) de ley educativa estatal, se localiza en dos puntos: primero, los maestros disminuyen su papel en el proceso educativo de acuerdo con los lineamientos de la educación federal y se asumen en “agentes del cambio social”, convirtiendo a las escuelas en centros comunitarios de adoctrinamiento; y segundo, como consecuencia, los niños no se educan para enfrentarlos a la vida con enfoques universales, sino que pasan a forma parte de colectivos educativos en condición de pioneros al estilo de la educación en Cuba: bases sociales, ideológicas y activos del proceso de cambio social.

El PTEO como eje de la política educativa de López Obrador tiene más contenido ideológico y anti sistémico que pedagógico:

–Se pretende (…) el impulso de una nueva escuela y un nuevo docente, fomentando cualidades, aptitudes y capacidades para adquirir una comprensión crítica; el desarrollo de una percepción distinta y alejada de la concepción utilitaria de la naturaleza.

–La fundamentación del programa expresa cómo es que la estructura y el crecimiento económico de los mercados ha acarreado graves consecuencias sociales.

–Toda esta problemática estructural de la dominación interna lleva a plantear las raíces históricas y el papel de la educación y la escuela para comprender el atraso y subdesarrollo que vivimos en Oaxaca y tiene relación con la concentración de la riqueza nacional en manos de grupos minoritarios o élites económicas que dominan a las masas y concentran también los beneficios sociales producidos por las riquezas de cada pueblo. Para que la población conserve su patrimonio y capital, se requiere cambiar y crear nuevas estructuras sociales, lo que implica un cambio en los contenidos de la conciencia, fenómeno posible en la medida que se transforme y dé sentido a la educación en las escuelas.

–El colectivo magisterial (no el Estado) será el que genere el proyecto educativo.

Home


[email protected]
@carlosramirezh