Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Acuerdo AMLO-EPN?
Columnas: Polvo del camino

¿Acuerdo AMLO-EPN?

/ 04 de junio, 2018 / Max Ávila

El columnista es autor de las novelas: “Erase un periodista” y “Rinconada, la historia prohibida del maestro Ricardo”, además Premio Nacional de Periodismo 2016.

El proceso electoral toma camino inusitado. Hay interesantes “trascendidos” al respecto. Como que el presidente Peña Nieto se reunió hasta en dos ocasiones durante la última semana con AMLO. Parecería extraño pero no lo es tanto considerando que el sistema se mueve por intereses y dadas las circunstancias el régimen buscaría salir lo mejor librado posible.

En este sentido habría respuesta si ponemos atención a los últimos discursos del abanderado de MORENA donde exhorta a respaldar a EPN no sólo ante los embates de Trump y la negociación del TLC sino para que la transición transcurra sin sobresaltos.

No es difícil considerar que a nadie conviene que haya violencia ni antes, durante, ni después del primero de julio.

Cierto es que el sector del capital privilegiado inquietó el escenario, sin embargo, no podrá ir más allá por obvias y sobradas razones y para el efecto también interviene la más alta instancia del poder. No debéis ignorar el mensaje de la presidencia de la república en sentido de que nadie está en derecho de obligar y condicionar el voto. Esto en cuanto a la presión hacia trabajadores para que voten en contra “de ya saben quién”.

También se puso “un estate quieto” a la falsa información relativa al cierre de importantes empresas que inundaba las redes.

De manera que lo más importante es que la transición sea pacífica, así lo entienden las fuerzas políticas y así esperamos los mexicanos. Y no se trata de ningún juego.

A veintisiete días de las elecciones ya no alcanza el tiempo para que reviertan la tendencia los adversarios de López Obrador. Es una realidad que en Los Pinos toman con la seriedad debida. Y de ser así hay que agradecerlo.

Pero también debieran entenderlo Meade y Anaya sin dejar de reconocer su último esfuerzo al intentar una alianza. Ni como ocultar que la idea recién fue ventilada por Aurelio Nuño quien “invitó” al panista a agregarse al candidato tricolor. La respuesta fue obvia de parte de Anaya: “en mi campaña aceptamos a todo el que se quiera unir” en alusión a Pepe Toño quien cada día se ve y siente más perdido en las encuestas. Y ni modo que sea invento.

No más debates
La tendencia es irreversible digo, y es muy difícil que el último debate cambie el rumbo por más que AMLO reciba golpes. ¿Cómo derrotarlo si las agresiones se multiplican en votos a su favor a la N potencia?. Es tan inútil esta tercera confrontación que tampoco sucedería nada si el candidato de MORENA decide no asistir como se ha insinuado hacia el interior de su equipo de campaña.

Quedamos en que desde Los Pinos se busca una concertación con AMLO como el paso lógico en atención a la realidad por el que transcurre el proceso electoral. (La democracia no tiene límites. Disculpe pero ya ve la tshinga que le pusieron a Rajoy en España y el desmother que se traen en Italia).

En cuanto al tercer debate el escribidor opina que ya no tiene sentido. Haga usted de cuenta que se trata de un partido de fútbol donde existe una diferencia de diez goles al minuto noventa. ¿Para qué el tiempo agregado?.

Guardando las proporciones en tales condiciones se encuentra el proceso electoral.

Si es verdad que todo se hace “por amor a México” bueno será evitar más desgaste físico y económico, pero sobre todo evitar más fastidio ciudadano porque en serio, ¡estamos hasta el tope de grillos y politiquería!.

Xico hombre de a caballo
¿Por qué el candidato Xicoténcatl González Uresti realiza parte de su campaña a caballo?. Las respuestas pueden ser varias, por ejemplo que el aspirante a la alcaldía victorense es un convencido promotor del deporte nacional y desde luego partidario del rescate de las tradiciones, valores y buenas costumbres familiares.

Otra razón es que en algunos sectores resulta imposible el tránsito de vehículos y por lo tanto hay que hacerlo a pie o caballo como en los viejos tiempos, allá cuando el desarrollo era sueño concebido pero no realizado para los victorenses.

El esfuerzo de Xico ha sido reconocido por las familias que en tales lugares lo reciben como el candidato de buena fe comprometido con la causa de los marginados.

Por otra parte durante las últimas jornadas Xico ha tenido a bien reunirse con jóvenes deportistas quienes le han hecho llegar sus inquietudes para hacer de la capital una ciudad limpia y sin contaminación donde sea posible desarrollar el físico y enaltecer el espíritu. La ciudad sana que todos deseamos.

Y hasta la próxima.