Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Demoledor ¿sospechoso?
Columnas: Confesionario

Demoledor ¿sospechoso?

/ 08 de junio, 2018 / Melitón García de la Rosa

Mientras Ricardo Anaya, el candidato del PAN y sus aliados a la presidencia de la República insisten en que el presidente Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador ya parcharon apoyo a cambio de impunidad, ayer por la tarde se difundió un video en el que presuntamente uno de los Barreiro, implicados en el escándalo de lavado de dinero, declara los supuestos tratos con el abanderado azul.

Así es mis queridos boes, el golpe mediático parece demoledor para Anaya, más aún que las encuestas de Reforma y el resto, el golpe de ayer me parece tan demoledor como sospechoso, tan demoledor como peligroso para la vida institucional del país.

Y me pregunto como lo he hecho muchas veces, como lo hacemos, creo, miles de mexicanos ¿por qué si hay tantas ‘pruebas’ contra Ricardo Anaya no hay un ejercicio de acción penal en su contra?, ¿por qué ni siquiera hay una denuncia en su contra?, ¿por qué siendo la PGR el brazo armado judicial del PRI-gobierno, no han podido encarcelar a Anaya si tienen tantos elementos a la mano?

Es tan sospechoso que el supuesto delito de lavado de dinero de Anaya sea solo objeto de debate y campaña en los medios de comunicación, como si la PGR fuera una institución mojigata, cuando de inventar culpables, detenerlos y torturarlos en realidad podrían ser considerados expertos.

Un solo ejemplo: el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, donde hay un puño de acusados y encarcelados y tres años después el Poder Judicial les dice que la ‘verdad histórica’ de la PGR no es tal y que tienen que, incluso, crear una comisión de la verdad y reponer todo el expediente.

¿Entonces, por qué si en el caso de los estudiantes, sin pruebas, sin elementos, la PGR tiene hasta detenidos, en el caso de Anaya donde en su campaña de medios muestra gráficas de triangulación, grabaciones en video, testimonios y demás, no ha ejercido ningún tipo de acción penal en su contra?

La respuesta parece simple, esto huele a un intento más por descarrilar la candidatura panista, aunque el objetivo, según Anaya y los suyos, ha cambiado. 

Hoy ya no se trata de subir en las encuestas a José Antonio Meade, porque el ex titular de Hacienda parece que no sube ni aunque el Papa viniera a acompañarlo a sus mítines o se apareciera la Virgen de Guadalupe y le dijera a los mexicanos que lo apoyaran.

No, hoy dicen Anaya y sus huestes que se trata de un ataque porque Peña Nieto ya pactó con AMLO a cambio de impunidad.

En el video de respuesta, Anaya señaló que el nuevo ‘ataque’ se da tras su participación en la Universidad Iberoamericana donde la mayoría de los estudiantes lo vitorearon con el grito de: presidente, presidente, presidente.

El candidato panista en su respuesta insiste en que una vez que gane (lo que se antoja bien difícil) se encargará de que se investigue a Peña Nieto por sus actos de corrupción y que si es culpable garantiza que va a parar en la cárcel.

No sé si Anaya es un lavador de dinero, lo que sí sé porque es evidente, es que este gobierno, el de Peña Nieto, su PGR y los suyos se han dedicado a litigar en los medios, a acusar en los noticieros estelares, dejando siempre el tufo del uso faccioso de las instituciones.

Recordemos, sólo para ilustrar, que en el Edomex una campaña similar se usó en contra de Josefina Vázquez Mota, a la que casi los tres meses de proselitismo le acusaban de desviar millones a través de una fundación, cuando la hicieron añicos con el electorado en el que incluso como puntera, salieron con que era inocente.

A eso me refiero con el daño a las instituciones, incluso a lo que queda de la investidura presidencial y da ejemplos para el futuro que ojalá no se repliquen.

Eso sí, culpable o inocente, todo parece indicar que el golpe de ayer contra el panista termina por enterrar cualquier posibilidad de crecer, alcanzar y ganar.

Insisto, el de ayer fue un golpe tan demoledor como sospechoso, ¿será pues el que le garantice a Peña Nieto impunidad por casos como Odebretch, Casa Blanca, la estafa maestra y demás?.

Tam y Tex, contra el crimen…
La puesta en marcha del Programa de Seguridad y Prosperidad entre 7 agencias federales de Estados Unidos y el gobierno de Tamaulipas no tiene precedente en la lucha contra la
denuncia de ambos lados de la frontera entre nuestro estado y Texas.

La operación ratifica la voluntad política y en los hechos del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca que a diferencia de los anteriores le ha entrado al problema de frente.

Es una estrategia que consiste en la colaboración en materia de inteligencia para lograr un intercambio oportuno de información para facilitar la detección de delincuentes claves en el combate a la inseguridad. 

El éxito de ésta, significará en buena medida la pacificación de la frontera de Tamaulipas.

Comentarios:
meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong