Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > La luna de ¿miel?
Columnas: Confesionario

La luna de ¿miel?

/ 09 de julio, 2018 / Melitón García de la Rosa

Ayer se cumplió una semana de que Andrés Manuel López Obrador fue electo presidente de México y tengo la impresión de que el periodo de euforia y felicitaciones, está llegando a su fin, para dar paso a la discusión sobre lo que nos espera con un gobierno que se asume como de izquierda y que prometió terminar con todos los males que nos aquejan.

Así es, mis queridos boes, siento de hecho, que la sobre exposición del presidente electo y la de sus ‘secretarios’ de estado, podría estar consumiendo por adelantado el periodo de ‘luna de miel’, que se supone tendría que comenzar a partir del 1 de diciembre, cuando tomen posesión, tomen el poder, pues.

Carlos Uzúa, propuesto por López Obrador para Secretario de Hacienda, nos dio la primera señal de que el festejo estaba por terminar, cuando hace seis días salió a decir que los precios de la gasolina van a seguir aumentando conforme a la inflación, cuando los simpatizantes y no simpatizantes del presidente electo, habíamos entendido que no sólo se iban a congelar, sino que hasta bajarían.

La noticia cayó como balde de alguna fría en algunos sectores, dado que se dio mientras el Peje era seguido por cámaras y micrófonos en vivo, en sus recorridos por la CDM, como si se tratara del ‘Papa’, la inercia de las emociones en las redes sociales, le dio para contrarrestar el posible impacto negativo, ese día.

Luego, creo que por lo menos bajó el tono de los festejos, porque al paso de los días, la historia de los gasolinazos seguía presente y los contrarios tuvieron elementos suficientes para anotar esa promesa, como una mentira del líder absoluto de MORENA.

Y la música parece haber bajado de volumen, cuando el Presidente electo dejó bien claro que no está dispuesto a impulsar un fiscal general autónomo, como por unanimidad lo han exigido la Iniciativa Privada y los organismos intermedios, lo que se considera un paso indispensable para acabar con la corrupción en el país, su principal promesa de campaña.

La discusión sobre un fiscal autónomo tiene meses en el Congreso, luego de que Enrique Peña Nieto y el PRI querían nombrar al que fuera titular de la PGR, Raúl Cervantes, quien estaría el cargo 9 años. 

Lo que cientos de organismos empresariales y no gubernamentales han exigido, es que se reforme el Artículo 102 Constitucional para poder dar paso a una fiscalía independice del poder ejecutivo y, sin tintes partidistas.

“Necesitamos una fiscalía que sirva, que investigue, que persiga y que esté libre de la influencia de los políticos y los poderosos, cuyo titular sea una persona competente y no un aliado político del gobierno en turno”, ha publicado el colectivo ‘Vamos por una Fiscalía que Sirva y que agrupa a 300 organizaciones.

Y no, no se trata de juntas de vecinos, sino de organismos de víctimas de la violencia, de expertos en áreas del derecho y de derechos humanos, en las que se incluye a México Unido Contra la Delincuencia, Mexicanos Primero y cientos más.

El caso es que López Obrador parece haber enterado lo que la IP y estos organismos, además del PAN y PRD y amplios sectores de MORENA habían exigido, bajo el rechazo de la intención de Peña Nieto de nombrar un ‘fiscal carnal’, para que le cubra las espaldas en los hechos de corrupción que se le imputan, una vez que salga del cargo, ejemplos: la estafa maestra, Odebretch, la Casa Blanca y demás.

AMLO dijo que no habrá un fiscal ‘autónomo’, sino que seguirá como hasta ahora, que será él en su calidad de presidente quien mande una terna al Senado y de esta saldrá el titular de l fiscalía y, hasta reiteró su dejo de desconfianza hacia la sociedad civil.

“Y les diría, con todo respeto, cuando se postulan, se proponen personas de la sociedad civil, no en todos los casos, no estoy generalizando, pero en muchos casos no son gentes íntegras”, señaló.

Las reacciones el fin de semana, no se hicieron esperar, los comentarios de los organismos fueron de preocupación, de desapruebo, porque el mensaje que AMLO lanza, es que él, en su calidad de presidente, seguirá siendo el jefe del próximo fiscal.

Han, por lo pronto, pedido al Senado que se frene el nombramiento de un fiscal, hasta que no se reforme el 102 y garantice plena autonomía de esa figura.

¿Qué sigue?, ¿se estará terminando la luna de miel antes de comenzar?, ¿no estará AMLO desgastando su imagen y la de los suyos, antes de tomar posesión?.

Pero además, se supone que esta semana el Presidente electo hará el anuncio sobre el destino del nuevo aeropuerto de la CDMX, para los suyos, cancelarlo es la promesa ¿la mantendrá?, ¿declinará a suspenderlo, lo que significaría otra echada para atrás?.

La senaduría…
Por la tarde de ayer le entregaron la constancia de mayoría que le acredita como Senador electo a Américo Villarreal Anaya, postulado por MORENA. 

Hoy a las 11:00 el PAN estatal, citó a rueda de prensa, podría apostar que anunciarán que impugnarán la elección y que viene un largo pleito en los tribunales.

Comentarios:
meliton-garcia@hotmail.com
Twitter: @melitong