Sur
Estás en: Expreso > Sur > Conmociona el crimen de la pequeña Aleida

Conmociona el crimen de la pequeña Aleida

La pequeña de 7 años fue asesinada en su habitación la noche del lunes, en el municipio de Altamira; la encontraron sus padres cubierta de sangre con una herida en el cuello; se sospecha de...

/ 18 de julio, 2018 / José Luis Rodríguez Castro

ALTAMIRA, Tamaulipas.- Aleida ‘N’, de siete años, fue asesinada la noche del lunes en el interior de su recámara, en la casa #9, en la calle Ficus, en el fraccionamiento Arboledas, en Altamira.

Mientras los agentes investigadores integran la averiguación, el cuerpo del presunto responsable del homicidio, fue localizado colgado de un árbol, a un kilometro de distancia, a un costado de una brecha. A través de un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas, informó que se trabaja en la investigación para esclarecer el homicidio y, su posible vínculo, con el hallazgo del cuerpo del hombre.

Era una niña bien portada
“La Nena” jugaba con sus vecinas durante las tardes. Acudía a la escuela Clemente A. Moctezuma, en el fraccionamiento Arboledas, acababa de pasar a segundo año y era una niña estudiosa.

Aleida ‘N’, o “La Nena”, dicen los vecinos de la calle Ficus, en la zona del complejo habitacional, que le gustaba jugar mucho con sus amiguitos de la cuadra.

“Era una niña normal, le gustaba jugar en las tardes, después de la escuela, ahora en vacaciones, la veíamos aquí con nuestros hijos divirtiendo”, dijo Emanuel “N”, vecino del lugar.

A ella le encantaba saludar a sus vecinos, no hacía travesuras y era considerada en el barrio, como una niña bien portada y educada.

La Nena” vivía con su padre y su madre, su hermano desde hace más de una década en la misma casa, marcada con el número nueve, en el sur del municipio.

“No son una familia problemática. El papá es albañil y sale a trabajar todo el día y cuando regresa , todo bien en la casa”, dijo el vecino.

La tarde del lunes, jugó con sus amiguitas en la banqueta, hasta que fue llamada a cenar, para después llevarla a dormir.

La pequeña, fue asesinada durante la noche del lunes en el interior de la recámara, en donde habitaba, según confirmó la PGJT.

Amalia, vecina de la calle Ficus, dijo que la madre se encontraba antes del asesinato en su casa, en donde platicaban. “Ella se encontraba en mi casa anoche. Antes de que ocurrieran el homicidio”

Reveló que el cuerpo fue localizado por su pequeño hermano, poco antes del ingreso de su madre Aleida, apenas unos minutos después de las nueve de la noche.

La madre buscó rápidamente trasladar a la niña al área de urgencias de la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social de La Morita, en Altamira, sin embargo, la menor, de sólo siete años, ya no presentaba evidencias de vida, dictaminaron los médicos.

De acuerdo con la información proporcionada de manera oficial, fue una lesión en el cuello, de aproximadamente 7 centímetros de longitud, la responsable de causarle la muerte. La pequeña se desangró.

A través de la oficina de Trabajo Social del centro hospitalario, fueron notificadas las autoridades de Seguridad Pública.

Elementos investigadores acudieron minutos más tarde a la casa de la familia, para emprender las investigaciones.

La madre, el padre y su hermano, fueron conminados a acudir a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, para realizar las entrevistas en torno al caso.

Durante la madrugada, se realizaron las entrevistas con los familiares de la víctima, además de algunos vecinos que acudieron por cuenta propia.

Los vecinos incrédulos no daban cabida a lo que había ocurrido apenas a unos metros de sus casas, a una inocente pequeña que jugaba con sus hijos, por ello optaron por tomar medidas extraordinarias durante la noche.

Emanuel, también vecino del sector, reconoció que apenas durmió 20 a 30 minutos durante la noche, mientras vigilaba la puerta de la casa, ante el miedo de que ingresará el presunto asesino. Aún no sabían quién había sido.

“No dormimos, en toda la noche, hasta que amaneció. A mi esposa y a mí, nos dio mucho miedo de que el asesino anduviera por aquí cerca; es una noche que queremos olvidar”, dijo. En el ejercicio de las indagatorias, fue mencionado el nombre de Juan “N”, alías “El Gordo”, residente del sector y conocido por su afección al consumo de alcohol.

En las siguientes horas, la búsqueda fue centralizada en el mencionado hombre, toda vez que las indagatorias preliminares, apuntaron a su presunta participación en el homicidio de la menor de siete años. Poco después de las ocho de la mañana, los vecinos dieron cuenta del homicidio y, a través de redes sociales, fueron emitidas una serie de alertas.

Mientras la PGJT integraba las averiguaciones correspondientes, durante la mañana del martes, los familiares fueron conminados a no ingresar a la vivienda.

El gordo apareció colgado
Durante la tarde del martes fue localizado el cuerpo de un hombre que pendía de un árbol, atado con una soga, en una brecha del Ejido La Pedrera, en la zona sur del municipio de Altamira.

Los informes oficiales presumen que el presunto suicidio estaría relacionado con el hallazgo de la menor sin vida, en el fraccionamiento Arboledas, durante la noche del lunes.
El hombre fue identificado como Juan ‘N’, alías ‘El Gordo’, residente del sector de Arboledas.

De acuerdo con la información emitida de manera oficial, a través de la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, una línea de investigación incluye el suicidio del hombre, que fue identificado como el presunto responsable.

Un grupo de familiares del hombre, acudieron al sitio e identificaron al occiso como Juan ‘N’. A través de las redes sociales se dio a conocer que el sujeto era conocido, porque se encargaba de vender objetos de dudosa procedencia en las calles del sector, para adquirir bebidas alcohólicas. El hallazgo fue realizado por un vecino del lugar, poco
después de las 12:00 horas del mediodía de ayer.

Los informes de las primeras investigaciones, arrojaron que “El Gordo” fue señalado por los familiares, como el presunto responsable.

Más tarde, la Procuraduría General de Justicia emitió un comunicado en el que informó que se investiga la muerte de un hombre de 46 años, que fue localizado colgado del cuello con un soga de un árbol y era señalado por su presunta participación en el homicidio de una menor de 7 años, en el fraccionamiento Arboledas, en Altamira.

En el informe, se reveló que desde la noche del lunes se mantenían abiertas las pesquisas, para esclarecer el homicidio, primeramente de la menor y, posteriormente del hombre.
De acuerdo con el informe, la persona que fue localizada sin vida en un árbol, presentaba golpes en diversas partes del cuerpo.

Apoyo total

La administración municipal de Altamira, ofrece apoyo para la familia de la menor que fue -presuntamente-asesinada durante la noche del lunes. Israel Hernández Villafuerte, Secretario del Ayuntamiento, informó que se encuentran dispuestos a ofrecer la ayuda que requiera la familia.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario