Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Priistas con chamba…
Columnas: Confesionario

Priistas con chamba…

/ 08 de agosto, 2018 / Melitón García de la Rosa

¿Y de qué van a vivir los priistas ahora que perdieron todo?, la presunta ha sido insistente en las mesas de café luego de la debacle tricolor de julio, porque aparentemente para los del PRI se cerraban todas las posibilidades, pero habrá que aclarar que no pocos militantes de dicho partido tienen garantizados ‘huesos’ pese a la derrota.
Así es mis queridos boes, pero habría que aclarar que no son los priistas de a pie los que van a seguir disfrutando de las nóminas públicas, compensaciones, autos oficiales, secretarías, asesores y los negocitos alternos que se dan en esos menesteres, no, esos privilegios son para los tricolores de élite que lograron acomodo en las campañas panistas y en las de Morena que resultaron triunfadoras.
Se las pongo de este tamaño: en Tampico, por ejemplo, municipio que gobernará a partir de octubre Jesús Nader, no se sabe cuántos ex dirigentes panistas van a lograr una dirección, una secretaría en la administración azul, pero si podríamos asegurar que al menos dos ex presidentes del PRI municipal van a tener ‘hueso’: Joel Vela y Eduardo Hernández Chavarría.
Qué le va a tocar a cada uno de los priistas, no se sabe aún, pero son solo dos de los no pocos tricolores que se acomodarán.
Aquí mismo en Tampico, Rosa Muela, la priista que perdió la alcaldía como candidata de Morena, seguramente tiene garantizado un lugar en alguna delegación federal.
Con más suerte la tricolor Olga Sosa, muy mimada en los tiempos de Ricardo Gamundi y luego en los de Egidio Torre, ya es diputada federal electa también por Morena, igual que Erasmo González por cuyas venas corre sangre tricolor.
Por Victoria, aunque también fueron borrados en las urnas, hay priistas que cayeron en ‘blandito’ como Eduardo Gattás, quien fue candidato a la alcaldía bajo las siglas de Morena y seguro está a la espera de una delegación federal (aunque ya no se llamarán así). En la misma fila está formado Felipe Garza Narváez, ex dirigente estatal priista que también espera una rebanada del pastel del Peje.
La historia se repite a lo largo y ancho de Tamaulipas, porque por ejemplo en Nuevo Laredo el priista Ramón Garza Barrios, también espera un premio de consolación luego de ser el abanderado de Morena para la alcaldía.
Y es que está bien claro que aunque las delegaciones federales ya no se llamarán delegaciones, la realidad es que en esas representaciones hay cargos nada despreciables en sueldos y prestaciones y que Morena no tiene cuadros suficientes como para llenarlos con su militancia.
El tema si será motivo de grillas internas en los ayuntamientos, dado que por ejemplo en el caso de los que quedaron en manos del PAN, si hay suficientes cuadros en el albiazul como para completar una plantilla municipal.
Habrá caras largas en Tampico de Chucho Nader, por los priistas que ya enumeraba (más sus equipos personales), pero creo que en Victoria también se van a acomodar no pocos priistas en el gabinete de Xicoténcatl González Uresti (del PAN), dado que a la campaña se sumaron varios liderazgos que no iban de gratis.
Es decir; no todos los priistas adictos al ‘hueso’ estarán desempleados, como ya decía muchos estarán en las alcaldías y en el gobierno federal, esos no van a sufrir como los de la base de la pirámide, esos sí se quedan sin nada, abandonados por sus jefes que no han tenido empacho en mudar de piel… en esos niveles el hueso lo vale.

Recula AMLO…
Buena noticia para Tamaulipas que el Presidente electo haya reconsiderado la omisión de dejar a la entidad fuera de los foros de pacificación del país, siendo que por acá comenzó hace una docena de años la guerra de guerras contra el narco, claro con los resultados contra la población civil que todos sabemos.
Y no es que con un foro se vaya a lograr acabar con la inseguridad, pero si tiene un valor significativo que siendo Tamaulipas uno de los estados más golpeados por la violencia, con más número de desaparecidos desde hace dos sexenios, no se hubiera considerado escuchar a más víctimas y sus familiares.
La presión de las ongs convencieron al presidente electo y para octubre acá se desarrollará un foro, ojalá sea de provecho, ojalá no se politice,
Comentarios: meliton-garcia@hotmail.com Twitter: @melitong