Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El visitante
Columnas: El Patinadero

El visitante

/ 10 de agosto, 2018 / Juan antonio montoya bÁez

La idea es muy clara para el reynosense que mantiene impugnada la elección por la alcaldía que fue ganada por la panista MAKI ORTIZ, en un proceso complicado, difícil, inaudito que levanta sospechas.

JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL obtuvo más de 100 mil votos en su lucha, es una cifra que casi duplica los más de 50 mil sufragios que obtuvo en la pasada elección que participó como independiente.

Perdió con MAKI en un proceso donde la explicación del corazón, indica que la alcaldesa panista es sumamente querida y que en las colonias goza de una gran popularidad, por ser una mujer que enfrentó estoicamente todos sus padecimientos físicos y enfermedades.

Que es una triunfadora que se ganó el espíritu ciudadano y por eso se desbordaron el día de la votación en las urnas, para manifestarle su total apoyo y respaldo.

MAKI fue la responsable del operativo de las elecciones locales y federales, debiendo promover el voto a favor de todos los aspirantes del PAN. Esa fue su tarea, se la confiaron después de algunas discrepancias iniciales.

Para JR GÓMEZ LEAL, los resultados de la elección no fueron legales, por eso impugnó el resultado, pues se dio la casualidad de que ganaron todos los aspirantes de Morena que buscaron y obtuvieron la diputación federal, pero también el hoy senador AMÉRICO VILLARREAL ANAYA. Un voto demasiado cruzado del que sospechan los integrantes de Morena.

Sin embargo, JR GÓMEZ LEAL, al perder ganó al convertirse en el Coordinador General de Delegaciones, en uno de los primeros nombramientos que extendieron en el equipo del presidente electo, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Y en ese papel, JR empezó a realizar un recorrido por las delegaciones federales ayer jueves, lo hizo con las primeras tres, pero prometió continuar el recorrido a partir del próximo lunes, en las distintas dependencias.

La idea es conocer los proyectos de las dependencias, cuáles se concluirán, los que siguen en trámite y los que deben trascender en el próximo sexenio.
JR ya tiene residencia en ciudad Victoria y, eso no es ningún secreto, desde hace semanas anunció que cambia su domicilio.

En Morena ya empiezan a surcar los barcos de la trascendencia sexenal. Veremos quiénes llegan a buen puerto en un largo viaje, con el primer desembarco en el 2019, cuando disputen las elecciones locales.

Desde las delegaciones federales se opera políticamente y, con Morena seguramente continuarán, ni modo que se amputen alguna extremidad, tienen que ver, oír, tocar y sentir. La política no funciona de otra manera.

En tanto los priistas recibieron una buena noticia y es la inminente salida de SERGIO GUAJARDO MALDONADO de la dirigencia estatal del tricolor, en las próximas semanas.

Los que anden buscando su relevo, deben levantar la mano y no en señal de paz, si no para pasar lista de presente y establecer claramente cuáles son sus intenciones, al desposarse con una ajetreada y maltratada organización, que desde el bulevar Praxedis Balboa busca al mejor padrino.

El PRI no sólo necesita energía y buenas intenciones, está urgido de una organización poderosa, un respaldo que permita su refundación y un personaje que la vuelva hacer sentir y soñar.

CHECO dejó un PRI en ruinas, necesitamos de un constructor de ilusiones, pero cimentadas en estrategias congruentes y aplicables con el apoyo de los soldados priistas que siguen en pie.

Alguien que represente una bocanada de aire fresco, con el peso de las relaciones y los grupos que al final, son los que mantendrán de pie al caído.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com