Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > EL PANTEÓN
Columnas: Llera... siempre es noticia

EL PANTEÓN

/ 08 de octubre, 2018 / Othón Villarreal

Ayer atendimos la invitación de una persona para que nos diéramos una vuelta por el panteón municipal del pueblo de mis mayores y comprobáramos que ya no queda espacio para sepultar un cuerpo más.

   Y efectivamente no solo lo visitamos sino que también logramos constatar que ya no cabe en ese lugar un muertito más, salvo en el caso de retirar el cuerpo de alguien cuyos parientes ya ni los visitan o de plano ya no existen.

   Por lo tanto y ante esta indiscutible evidencia solo quedan dos respuestas:

   Crear otro panteón nuevo o retirar aquellos cuerpos que tienen más de veinte años que no se visitan como tampoco se les hace un cariñito o se les lleva una ofrenda floral.

    En fin creo que la dirección o comisión funeraria del ayuntamiento debe de tomar las medidas que el asunto requiere y para esto apoyarse en aquellas personas que saben de este asunto.

    A propósito déjenme recordarles que durante el gobierno municipal de Mario Alberto Ortiz Cano se adquirió un solar baldío o mejor dicho abandonado pero limitando al viejo cementerio para convertirlo en un anexo al viejo panteón sin embargo se desconocen las razones por las cuales no se le ha dado el uso para el que supuestamente fue comprado a la Familia González Balboa, por lo tanto habrán que investigar los que a bien tengan de hacerlo.

    A propósito sería cierto que ser revolucionario en 1910 y 1915 era un oficio muy peligroso en México….. después ni duda cabe se convirtió en el negocio más lucrativo .

    ¿Qué les parece?        
    ¿Tendrá razón ese  alguien que dijo lo anterior?

    Al parecer no cabe duda alguna pues repace la geografía nacional y verá que hoy en México ya no hay revolucionarios pero si una gran mayoría de sus descendientes son
mucho muy millonarios.

    En fin viva la casta divina.

    Pa” su mecha si mal no recuerdo fue el cuatro del pasado mes de abril que se me ocurrió la idea de viajar al sur del país y brincar la frontera hasta llegar a Centro América a fin de observar de cerca la guerrilla que se vive por aquellos rumbos de Dios, pues considero interesante conocer de cerca estos movimientos sociales que pretenden cambiar el curso de los pueblos pero hasta hoy no se me ha logrado el deseo aunque no retiro el dedo del renglón.

    A quienes les he platicado sobre este proyecto me aseguran algunos que es muy peligroso pero otros no solo me animan sino que también se suman a la idea, es más se habla ya de ir poco a poco reuniendo algo de dinero para los gastos, por lo que si alguien por ahí desea cooperar ya les estaremos dando a conocer la cuenta bancaria a donde pueden hacer sus depósitos de apoyo.    

     HASTA MAÑANA Y BUENA SUERTE