)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Una victoria por nocaut
Columnas: La noche previa al domingo 2 de junio, Rosa María González Azcárraga se fue a dormir con un sentimiento...

Una victoria por nocaut

/ 12 de junio, 2019 / Héctor Garcés

La noche previa al domingo 2 de junio, Rosa María González Azcárraga se fue a dormir con un sentimiento de angustia. Aunque durmió, no descansó. Un sueño la acompañó: los ciudadanos en las casillas.
Por la mañana, despertó más temprano de lo normal. La inquietud seguía ahí. Al ir a votar a las 9 horas en la casilla ubicada en Bulevar Cañada, en la colonia Lomas del Chairel, su corazón palpitaba con mayor rapidez.
El estado de intranquilidad en que se encontraba se disipó minutos antes de las 7 de la tarde, casi noche, cuando recibió los resultados de las tres primeras casillas del Distrito 22: iba adelante con una marcada diferencia de dos o hasta tres a uno. Su nerviosismo desapareció por completo.
A partir de ahí todo transcurrió muy rápido: Rosa María González y Mon Marón fueron invitados por el presidente municipal de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, a su casa, a fin de darle seguimiento juntos al último tramo del conteo de votos en las casillas, reportes que se sumaron a favor uno tras otro.
Los tres, Chucho, Rosa María y Mon, caminaron hacia el comité municipal del PAN, donde ya eran esperados por cientos de panistas tampiqueños para celebrar la contundente victoria por nocaut alcanzada en las urnas.
Había una razón más para el festejo ‘en grande’ en la sede blanquiazul: Acción Nacional obtenía casi ‘carro completo’ al ganar 21 de las 22 diputaciones locales que se disputaron ese domingo en tierras tamaulipecas.
Antes de subir al escenario que se montó de manera improvisada afuera de las oficinas del partido, la emoción embargó a Rosa María González y ya no se pudo contener: lloró. Era un llanto de felicidad.
‘Yo lloré’, dice la ahora diputada local electa por el Distrito 22, con cabecera en la zona sur de Tampico. ‘Me fui llorando hasta el escenario, iba llore, llore y llore. Ya cuando subí, me calmé’, comenta.
Llorar fue una reacción natural al estrés acumulado durante los 45 días de campaña en que la tensión se encuentra al máximo, con una agenda llena de actividades. ‘Hay cosas que puedes controlar, pero esto no, está fuera de tu alcance’, señala en entrevista al hablar de la elección.
Una campaña electoral deja muchas lecciones políticas y de vida. Rosa María González se queda con dos aprendizajes que le dejaron huella.
El primero: ‘La gente te abre la puerta de su casa. Te platican sus problemas con confianza. Te invitan un taco, un vaso con agua, en las casas más humildes. Ese aprendizaje me queda: no le puedes fallar a la gente’.
El segundo aprendizaje: ‘Cuando se trabaja en equipo, se trabaja bien. Esta es una victoria de todos’.
Destaca, por supuesto, el resultado: ‘Me gustó cómo ganamos. Eso también era importante, ganar de manera contundente, ganar por nocaut’.
– ¿Qué mensaje existe en el casi ‘carro completo’ que logró el PAN en la elección del 2 de junio en Tamaulipas?-, se le pregunta.
– ‘El mensaje es muy claro: la gente está contenta con el gobierno del estado y con el trabajo que ha hecho el gobernador. El gobernador noqueó en el estado’-, responde Rosa María González.
Practicante del boxeo, deporte que es su pasión, compara una campaña electoral con subirse a un ring: ‘Te concentras, te preparas hacia un objetivo, que es ganar. Cuando alcanzas la meta, es la misma euforia. La adrenalina del triunfo es la misma, en el deporte o en la política’.
Con la mira puesta en pertenecer a las Comisiones de Turismo, Equidad de Género y Deportes para apoyar con gestiones a la administración municipal porteña que preside Jesús Nader Nasrallah, la diputada local electa tampiqueña ya regresó a su rutina deportiva diaria.
Esa rutina inicia a las 6 de la mañana y se prolonga por dos horas con un arduo entrenamiento que abarca golpeo a costales y peras, salto de cuerda, ‘manopleo’, ejercicios de fortaleza y resistencia. Todo para lograr una condición física para practicar el box.
Mientras, ya recetó su mejor golpe en el ring de la política electoral: el gancho de derecha. Un gancho de derecha con el que venció a Morena por nocaut.

CHUCHO SE BAJARÁ EL SUELDO
El presidente municipal de Tampico, Jesús Nader Nasrallah, anunció ayer que él y los funcionarios que integran su gabinete se bajarán el sueldo en un 10 por ciento a fin de contar con recursos para llevar más obras a los sectores populares.
En materia de obra pública, Chucho Nader no se detiene: inauguró la pavimentación a base de concreto hidráulico de una calle en la colonia Natividad Garza Leal y hoy cortará el listón inaugural de una calle pavimentada más en la colonia Arenal.

Y PARA CERRAR…
De manera oficial, se confirmó la salida vía renuncia de Alejandrina López Sánchez de la Secretaría de Ecología del Ayuntamiento de Tampico. La ex regidora priista nunca terminó por encajar en el gobierno blanquiazul.