)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > El puente del abogado amigo
Columnas: CAFÉ EXPRESO

El puente del abogado amigo

/ 02 de diciembre, 2019

Muchos factores influyeron para que el viernes pasado no fuera aprobado el presupuesto de egresos de Victoria para el 2020. El más curioso de todos: la celebración de una boda en San Miguel de Allende.

La votación fue negativa para la propuesta del alcalde por dos razones fundamentales, primero el anunciado rechazo de los regidores de Movimiento Ciudadano, y segundo, la ausencia de algunos “aliados” que a la hora de los votos pesó mucho más de lo que se imaginaban.

El caso más claro fue el del síndico, Luis Torre Aliyán, quien se armó su propio megapuente para acudir a una boda en San Miguel de Allende, mientras aquí se dejaba en suspenso ni más ni menos que la aprobación del gasto que ejercerá el municipio el año entrante.

Tan importante era la boda para Torre Aliyán, que no acudió a ninguna de las sesiones de Cabildo que se realizaron viernes y sábado, a contrarreloj, para que el municipio no se quedara sin presupuesto, porque el 30 de noviembre terminaba el plazo que otorga la ley a los ayuntamientos.

Su ausencia y el voto negativo de otra regidora panista, María Ana Silva, sumados al rechazo de la fracción de Movimiento Ciudadano, desencadenaron la tormenta perfecta que obligó a convocar a una sesión de emergencia el sábado por la tarde.

Curiosa decisión de quien se autodenomina “el abogado amigo” en su espacio en las redes sociales, desde donde pontifica sobre lo que debe ser un buen funcionario público.

Al final, el presupuesto se aprobó con el cambio de opinión de los regidores de MC, pero lo ocurrido el fin de semana en el Ayuntamiento bien se pudo haber ahorrado.

Ahora que regrese a su trabajo en la capital, y que se recupere de la resaca que suele acompañar a las buenas bodas, habrá que preguntarle al “abogado amigo”, como hubiera sido su voto. Por pura curiosidad.

Mientras aquí se dejaba en suspenso la aprobación del presupuesto municipal, el síndico Luis Tore Aliyán, disfrutaba de las buenas bebidas y el banquete en una boda celebrada ver en redes sociales en San Miguel de Allende.

Luis Torre Aliyán, traicionó al pueblo de Victoria, empachangado en San Miguel, no asistió a las sesiones de Cabildo de este viernes 29 y sábado 30 de noviembre, en las que se discutió y aprobó el presupuesto de egresos 2020.
 
Trascendió en redes sociales que“abogado amigo”, prefirió “agarrar” la parranda en San Miguel de Allende, Guanajuato, que cumplir con sus obligaciones a las que se comprometió con los victorenses; gracias a su irresponsabilidad -al ausentarse de la sesión del viernes- no se aprobó el presupuesto de egresos, pues de haberse presentado, su voto hubiera cambiado el sentido del primer resultado.

Debido a que el síndicoLuis Torre Aliyán, no asistió a la sesión, y también a la negativa de María Ana Silva (ambos panistas), se tuvo que llamar a Sesión Extraordinaria este sábado 30 de noviembre, para que finalmente se aprobara por mayoría el presupuesto de egresos de Victoria.

El síndico, Luis Torre Aliyán, pareció en redes sociales muy gustoso embriagándose con los novios y un grupo de amigos en San Miguel de Allende, mientras acá en Victoria, la ciudad que protestó servir se encontraba sin presupuesto aprobado a un día de que se venciera el plazo.
 
La opinión no se explica porqué, si Luis Torre se ha erigido como un abogado defensor de Victoria, hoy, que su presencia era clave para la aprobación del presupuesto, les haya dado la espalda a los victorenses; incluso, hasta Movimiento Ciudadano aprobó el presupuesto.