)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Imprudencia colectiva
Columnas: El Patinadero

Imprudencia colectiva

/ 30 de junio, 2020 / Juan Antonio Montoya Báez

“En ese sentido, denunciaron que Coepris permaneció ciega al permitir la reapertura de salones de fiestas y convivios en las albercas donde bailan con el virus”

 
Solamente el dos por ciento de los ciudadanos dijeron que los alcaldes son culpables del aumento de Covid-19 en el país, esto de acuerdo a una encuesta de Mitofski donde señalaban a ciudadanos inconscientes como los responsables.
Y no puede ser de otra manera, cuando existen personas que no respetan las mínimas medidas para evitar contagiarse.
Los testimonios de periodistas en Nuevo Laredo, por ejemplo, establecen que los ciudadanos no cumplen con el uso de cubre bocas o respetar la sana distancia, sobre todo la queja es porque hay quienes salieron a la calle a divertirse.
En ese sentido, denunciaron que Coepris permaneció ciega al permitir la reapertura de salones de fiestas y convivios en las albercas donde bailan con el virus.
La situación es la misma en los ocho municipios más grandes, donde no cumplen con las reglas, pues para darnos una idea del incremento de los casos antes de la reapertura de actividades existían un poco más de mil 200 casos, al colocarse el semáforo naranja hasta ayer había 6 mil 175 casos con 411 defunciones en Tamaulipas.
Reynosa es el municipio líder con mil 451 casos, seguido de Matamoros con mil 1156, tercero Tampico con 841, en cuarto Nuevo Laredo con 638; quinto Madero con 579; sexto Victoria con 570 casos; séptimo Altamira con 327 y en octavo esta Río Bravo con 263 pacientes.
Esta velocidad de contagios y muertes por Coronavirus, provocó un plan emergente para contener la propagación del virus con la colaboración cercana de los alcaldes en la frontera.
“La secretaria de Salud, GLORIA MOLINA GAMBOA, informó que en este programa emergente todas las Instituciones del Sector Salud fortalecerán al primer nivel de atención para dar seguimiento puntual a los casos ambulatorios, con llamadas telefónicas dos veces al día, con especial énfasis en Nuevo Laredo y también en Reynosa”, agregó el alcalde. 
En Nuevo Laredo no habrá transporte el sábado 4 y el domingo 5 de julio, ni en horario no pico los días lunes a viernes, además de que los autobuses que ingresen a la ciudad podrán hacerlo sólo al 50% de su capacidad y los usuarios deben portar cubre bocas.
Además los taxis sólo podrán brindar el servicio a dos personas por viaje, todos con cubre bocas, y se reforzará la vigilancia en el filtro del Puente Internacional No. 2 Juárez-Lincoln con personal del Ayuntamiento que será capacitado por la Coepris para la detección de posibles casos positivos de Covid-19 en personas que intenten ingresar a Nuevo Laredo, provenientes de Estados Unidos. 
RIVAS dijo que intensificarán la vigilancia para impedir actividades en salones de fiestas y albercas, así como el cierre de tianguis y pulgas.
“Hago un exhorto enérgico, a todas y todos los neolaredenses, para que colaboremos con este programa emergente. Seamos conscientes y responsables de que es tarea de toda la comunidad cumplir con estas nuevas medidas, cuyo único propósito es salvaguardar la vida de las y los neolaredenses y tamaulipecos”, enfatizó RIVAS.
Las medidas que vienen podrían provocar molestias, pero la gran realidad es que todos somos culpables de este repunte, nos pica la casa, salimos sin cubre bocas, impulsamos las reuniones entre familiares y amigos.
Son duras las medidas, pero lo peor está por llegar si no nos cuidamos, los casos se triplicarán a finales de julio.
Cuando regrese el semáforo naranja, recordemos que no son campanas al vuelo, es sólo una pausa para retomar el rumbo y reaccionar ante la terrible letalidad de la enfermedad.
Bueno, por hoy es todo.
Adiós y aguas con los patinazos…
Contacto:
patinadero@hotmail.com