Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Pobres, viejos y enfermos
Columnas: Tiempo de opinar

Pobres, viejos y enfermos

/ 05 de agosto, 2018 / Luis Enrique Arreola Vidal

México actualmente es un país de jóvenes donde las edades de más de 40 millones de mexicanos oscilan entre los 12 y 35 años, hay aproximadamente 10 millones de personas mayores de 65 años y estas personas que llegan a la edad de retiro se ven beneficiadas con las políticas de ahorro para el retiro implementadas en la década de los 90s pero aun así no es suficiente.

La viabilidad financiera del IMSS está asegurada según el gobierno del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO hasta el 2030 donde empezará a colapsar el pago de las pensiones de los ex trabajadores y los servicios de salud, por ello es necesario ahorrar para que llegado el día podemos hacerle frente a la vejez con dignidad.

Por ello la ley del impuesto en su artículo 185 establece que los trabajadores pueden ahorrar hasta el 10% de sus ingresos anuales deduciéndolos del pago del Impuesto Sobre la Renta en un monto que no exceda de 152 mil pesos al año a través de Afores o seguros destinados a garantizar el ahorro para el retiro.

La esperanza de vida en México es de entre 80 y 84 años, y el retiro se prevé a los 65, considerando el escenario más positivo quienes llegan a la edad de retiro recibirán un monto máximo del 70% de su último pago es importante considerar un ahorro adicional.

Estamos hablado de que después del retiro tendremos en las circunstancias actuales de esperanza de vida que sobrevivir 20 años con el producto de lo que hicimos en los 65 años precedieron.

Hoy los que aún nos encontramos en la estrecha medianía tenemos la oportunidad de establecer una planeación en nuestras vidas para que nuestro destino no sea estar viejos, pobres y sin poder hacer frente al pago del tratamiento de una enfermedad.

Los millennials tienen la gran oportunidad de blindar su futuro a bajo costo por ello la importancia de contar con instrumentos financieros y destinar un 10% de nuestro ingreso mínimo en nuestro ahorro para el retiro.

ALTO NIVEL
ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR ha iniciado el proceso de reconciliación de México, y el reparto del pastel para buscar el contento de los grupos de poder en el país, por ello lo más probable es que JOSÉ ANTONIO MEADE sea el próximo Gobernador del Banco de México.

El PRI nacional sigue sin ver ni oír a los priistas tamaulipecos que tienen hasta el 1º de septiembre para renovar la dirigencia o quedarse como está. Muchos despistados se están dando con todo por ver quienes van en las plurinominales locales, porque nadie quiere contender en el territorio por ese partido, se les olvida que para que haya una votación considerable de votos a su favor tienen que conquistar conciencias y los actuales dirigentes lo que menos tienen es credibilidad, su entreguismo a ser servidumbre de los blanquiazules y su falta de causa social son aspectos que aniquilan las posibilidades de un posible resurgimiento.

Los burócratas del PRI que piensan que la política es solo tener un hueso, no se dan cuenta que el que tienen lo ruñeron de más y ya se lo acabaron, actualmente no tienen una causa social por la cual luchar, hay algunos que se creen merecedores de llegar a liderazgos por cargar maletas y alterar facturas, sin haber ostentado nunca antes el más mínimo liderazgo dentro de ese partido, sería importante considerar que tal vez en esa hipotética refundación debieran tener quienes aspiran a llegar una personalidad intachable, principios y un reconocimiento social que los avale, que prediquen con el ejemplo como siempre lo ha hecho ROBERTO GONZÁLEZ BARBA, quien con su experiencia y
honorabilidad puede recuperar el rumbo de origen del PRI.