Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Almaraz quería el PRI y lo mandaron a… BC
Columnas: El Kiosko

Almaraz quería el PRI y lo mandaron a… BC

/ 06 de octubre, 2018 / Héctor Garces

Apenas y asomó la cabeza para buscar la presidencia del comité estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Oscar Almaraz Smer fue enviado lejos, muy lejos de Tamaulipas, al otro extremo del país: Baja California.

Por lo visto, alguien (es tampiqueña y es bien ‘grilla’) que le habla al oído a la presidenta nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, influyó para que el ex alcalde de Ciudad Victoria y ex diputado local no tuviera la menor oportunidad de moverse en busca de la dirigencia tricolor tamaulipeca.

Un poco antes de dejar la presidencia municipal victorense, Oscar Almaraz comenzó a mandar una señal por diversos rumbos: quería ser incluido en la lista de aspirantes a la presidencia estatal del PRI.

La decisión la tomó a partir de que la carta que había impulsado junto con su grupo político, César García Coronado, todavía delegado federal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en San Luis Potosí, fue derribado por el torpedeo lanzado desde distintos frentes priistas de la entidad.

Al ver que la renovación de la dirigencia tricolor en Tamaulipas había sido puesta en ‘la congeladora’ (esa tampiqueña, comadre de Claudia Ruiz Massieu, se ha vuelto muy ‘traviesa’ con lo que queda del priismo), Oscar Almaraz comenzó a hacer ‘telefonazos’ para plantear el proyecto y las posibilidades de lograrlo.

Se afirma, incluso, que el ahora ex alcalde de Ciudad Victoria fue convocado a exponer las condiciones en las que se encontraba el Revolucionario Institucional en Tamaulipas.

Como buen expositor y con la experiencia de haber sido secretario de organización del partido en la entidad, se llevó una presentación muy profesional, con datos precisos, estadísticas del pasado reciente y un análisis de prospectiva de lo que se puede hacer con el PRI en tierras tamaulipecas: convertirse en el partido ‘bisagra’ y, a partir de ahí, recuperar terreno.

Almaraz Smer dejó muy buena impresión con su explicación en el CEN del PRI, pero… no quieren que se mueva en Tamaulipas. Por lo visto, Claudia Ruiz Massieu (y la tampiqueña que le habla al oído) tiene(n) otros planes. ¿Cuáles? Nadie sabe. Es un misterio.

Al ser enviado como delegado del CEN priista a Baja California, por un lado lo dejan fuera de la carrera por la presidencia del priismo tamaulipeco, pero por otro le entregan la mayor responsabilidad electoral del próximo año: ganar y recuperar la gubernatura de Baja California (la única gubernatura en juego en 2019 en todo el país).
En Baja California no sólo está en disputa el cargo de gobernador, sino también se elegirán los presidentes de los cinco municipios del estado: Tijuana, Mexicali, Ensenada, Tecate y Playas de Rosarito.

Además, como en Tamaulipas, se renovará el Congreso del Estado. El Poder Legislativo bajacaliforniano está integrado por 25 diputados locales, 17 de los cuales son electos por la vía de las urnas, es decir, por mayoría relativa, y 8 diputados más son de representación proporcional.

Si bien Oscar Almaraz ya es el delegado del CEN tricolor en Baja California, tendrá un ‘jefe’ directo a nivel operativo: Fernando Moreno Peña, ex gobernador de Colima y ex diputado federal.

Fernando Moreno es un ex gobernador priista bajo sospecha. Hace tres años sufrió un atentado. Mientras desayunaba en un restaurante, recibió seis balazos, tres de ellos impactaron en el tórax. Contra los pronósticos, sobrevivió.

Hoy es el delegado regional del CEN priista en tres estados: Baja California, Baja California Sur y Chihuahua. Por tanto, será ‘el jefe’ directo de Oscar Almaraz, cuya chamba será supervisada por un experto -eso nadie se lo discute al ex gobernador colimense- en temas electorales.

La misión luce imposible: El PAN ha gobernado Baja California desde 1989, con el histórico triunfo de Ernesto Ruffo Appel. Fue la primera gubernatura que ganó el PAN (y la oposición en el viejo sistema priista del siglo pasado). Fue el inicio formal de la larga transición democrática mexicana que culminaría con la alternancia del año 2000 con la llegada de Vicente Fox a la presidencia de la república.

Es decir, Acción Nacional cumplirá 30 años de estar en el poder en Baja California en 2019. Aunque ha sufrido crisis políticas internas, el panismo ha mantenido el control del estado.

Francisco ‘Kiko’ Vega de Lamadrid es el actual gobernador de Baja California. Por cierto, ‘Kiko’ Vega, ex alcalde de Tijuana, es amigo de un panista tampiqueño: Germán Pacheco Díaz.

Tras ser descarrilado de su aspiración de ser presidente del PRI en Tamaulipas, el reto político electoral de Oscar Almaraz en 2019 será ganarle al PAN en su mayor bastión de todo el país: Baja California.

La tarea pinta muy difícil, pero… 

Y PARA CERRAR…
La nueva administración municipal de Ciudad Madero ya cuenta con 7 camiones más para prestar el servicio de recolección de basura, los cuales se encontraban descompuestos. El pasado lunes sólo funcionaban cuatro.

Adrián Oseguera, alcalde maderense, espera que muy pronto se puedan adquirir 7 unidades nuevas para atender todas las rutas y poner fin a uno de los tantos problemas que le heredó la gestión de Andrés Zorrilla.