Seguridad

La muerte se los llevó muy chavos

EL MANTE, Tamaulipas.- El tramo Mante-El Limón de la carretera federal Mante-Victoria, se tiño de sangre la mañana de este lunes: un médico y una mujer que laboraba en el área de farmacia de la clínica del IMSS Guayalejo, en el municipio de Xicoténcatl, perdieron la vida de manera instantánea, en accidente carretero.

La Policía Federal División Caminos informó, que el choque se registró aproximadamente a las 08:00 horas en el kilómetro 106+050 de la citada carretera, frente al ejido Conrado Castillo.

Los ahora occisos fueron identificados como Marco Aurelio Rodríguez González, quien tenía su domicilio en la colonia Enrique Cárdenas González y Laila Quiroz Hernández.

De acuerdo con las primeras investigaciones, las víctimas se trasladaban al municipio de Xicoténcatl para trabajar en la clínica del IMSS, ubicada frente al Ingenio de aquel lugar y lo hacían a bordo de un automóvil Seat color arena, con placas de circulación XKU 7735 de Tamaulipas.

Al llegar a la altura del kilómetro 106, el chofer invadió el carril contrario y fue impactado en su costado derecho por una camioneta Chevrolet GMC, con matrícula de circulación RJ 48875 del estado de Nuevo León y que era manejada por José Antonio González Granado, profesor de 43 años de edad, con residencia en la calle Jardín de la colonia Ampliación 20 de Noviembre, en el poblado Loma Alta, municipio de Gómez Farías.

Debido al fuerte impacto, el coche responsable salió proyectado hacia un costado de la carretera, quedando sin vida los dos tripulantes.

En el interior de la camioneta quedó severamente lesionado el chofer, el cual fue rescatado por automovilistas, quienes le brindaron los primeros auxilios.

Más tarde arribaron paramédicos de la unidad 21 del Departamento de Bomberos, quienes se encargaron de valorar al lesionado y de trasladarlo a un hospital de El Mante, para su atención médica.

Al lugar de los hechos llegaron elementos de la Policía Investigadora, así como de la Policía Estatal Fuerza Tamaulipas de Auxilio Carretero y personal de la Unidad General de Investigación, quienes dieron fe de los lamentables hechos y peritos en técnicas de campo de la Unidad Regional de Servicios Periciales de la PGJE.

Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense, para que se les practicara la autopsia de rigor.