Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > GIRA DE AMLO
Columnas: Enroque

GIRA DE AMLO

/ 03 de enero, 2019 / José Luis Hernández Chávez

Como se anunció en diciembre del año pasado, Andrés Manuel López Obrador realizará mañana viernes la primer visita oficial a Tamaulipas como primer mandatario del país, concretamente a Reynosa, en la que pondrá en marcha el programa “Zona Libre de la Frontera Norte”.

De acuerdo con la agenda de la Oficina de la Presidencia, el Jefe del Ejecutivo Federal tiene previsto arribar a la ciudad que gobierna Maky Ortiz Domínguez alrededor de las 15:00 horas, tres de la tarde, acompañado de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín y otros funcionarios.

El tabasqueño será recibido a su llegada por el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y varios miembros del gabinete del gobierno estatal, entre éstos el Secretario de Bienestar Social, Gerardo Flores Peña, así como diez alcaldes de igual número de ayuntamientos fronterizos, que acompañarán al Presidente a la ceremonia de inauguración que tendrá lugar en conocido hotel del municipio.

El que, por otra parte, ha acaparado los reflectores en los últimos días ha sido el alcalde de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, por varios motivos, entre estos las gestiones que lleva a cabo el munícipe para que Pemex instale una oficina en la urbe petrolera y la espectacular bienvenida que a ritmo de música de mariachi, varios miles de personas dieron al 2019 a la media noche del 31 de diciembre desde las escolleras de la playa de Miramar.

El conteo regresivo de los últimos diez segundos del 2018 culminó con la tradicional algarabía y los abrazos de felicitación y buenos deseos que tuvieron como fondo la inmensidad de las olas del Golfo de México, un incomparable y fastuoso suceso que seguramente se convertirá en una tradición de singular convivencia social para despedir cada 365 días el año viejo y recibir al año nuevo.

Aunque el evento político de mayor relevancia fue la invitación que le hizo el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, a Oseguera a Poza Rica, para que fuera testigo del anuncio que el primero haría a los habitantes del área metropolitana del sur de Tamaulipas, la rehabilitación de las carreteras Tuxpan-Ozuluama-Madero y Tuxpan Tantoyuca-Pánuco-Tampico, que tienen décadas intransitables, y que con la restauración acelerarán el desarrollo de la región.

El que no desaprovecha ocasión para promoverse ante los medios de comunicación es el ex regidor panista Francisco Castañeda Cruz.

Habla de todo, incluso ha demandado que se reduzcan los estratosféricos salarios a los magistrados del Poder Judicial de la Federación que los jerarcas de Acción Nacional han bloqueado oponiéndose, igual que el PRI, a la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos que propone que nadie debe de ganar más que el presidente de la República, o sea menos de 108 mil pesos mensuales.

El doctor Castañeda es aspirante a candidato del PAN a diputado local por el distrito electoral 20 con cabecera en ciudad Madero.

A propósito, el diputado Joaquín Hernández Correa fue expulsado del Partido de la Revolución Democrática. La causa, que haya aceptado postularse hace tres años candidato a legislador local por el Partido Acción Nacional, aunque, como se sabe, a raíz de que el hijo de La Quina se puso la camiseta panista para disputar la curul maderense, renunció al partido del sol azteca.

No sorprendería nadie que no obstante su ideología izquierdista, Joaco olvidara sus convicciones políticas para seguir haciendo carrera política, ahora con las siglas y los colores del partido de la derecha. Según lo que se comenta en los círculos políticos locales, el ex perredista está moviendo sus influencias para que el alto mando estatal del PAN le dé luz verde para buscar la reelección en los comicios legislativos del próximo 2 de junio.

Pero en tanto que unos dejan la izquierda para irse a la derecha, otros abandonan las filas de la derecha para militar en las de la izquierda, como es el caso del ex jerarca nacional del PAN, Manuel Espino Barrientos, quien después de ocupar los más altos cargos públicos, recientemente tomó posesión como secretario del Ayuntamiento de Naucalpan, Estado de México, de extracción morenista, que preside su esposa la también ex panista Patricia Durán.

Hay tantos panistas radicales en la comuna mexiquense, que hay quienes temen que el Yunque vaya a apoderarse de la administración.