)
Frontera
Estás en: Expreso > Frontera > No hay pipas para mover combustible

No hay pipas para mover combustible

Sigue desabasto en la frontera

/ 11 de enero, 2019 / Teresa Macías

CIUDAD MADERO, Tamaulipas.- El presidente de Canacar en el sur de Tamaulipas, aseguró que el sector transportista está rebasado por la alta demanda de combustibles, ya que con las pipas con que cuenta Pemex, sólo se alcanza a cubrir el 30% del suministro, además que encarece el producto.

“Definitivamente no es la solución transportar gasolinas por pipas porque es tremendamente más caro llevarlo por carretera, sale 14 veces más caro por camión que por ducto, y si se quiere cambiar el modelo de distribución se van a tardar tres o cuatro años para cuando se tenga el abasto, porque no hay pipas por generación espontánea, en Pemex hay una burocracia que lleva de dos a cuatro meses encargar una pipa”, reveló Leobardo Saldívar.

El empresario transportista señaló que en el sur de Tamaulipas hay cerca de 171 pipas que ofrecen ese servicio, representa el 30% del total de las unidades de transporte, un promedio de 570 camiones pertenecientes a 37 empresas.

“En el transporte terrestre se va el 30% del combustible que se distribuye mucho es la última milla, el abastecimiento esta en la terminal marítima Madero de ahí van las pipas y la cargan las gasolineras, es la última milla la que nos toca, de aquí se llevan a Valles, por ejemplo, la flota que está al servicio de Pemex hoy está totalmente utilizada no está para nada subutilizada, lo que quiere decir que no podemos tener más pipas en el corto plazo para llevar el 70% del combustible que se requiere en el país y que antes se distribuía por ductos”.

Destacó que a una pipa le caben desde 15 mil hasta 65 mil litros, lo cual hace muy complejo que se consiga cubrir el desabasto.

“Es complejo definitivamente, si vemos la historia al final de éste o mediados del siglo pasado se llevaba todo por carreteras, pero es muy caro e ineficiente y el día de hoy se ha migrado a ductos, entonces creo que si nos vamos a pipas nos regresamos en el tiempo, es un rezago y retroceso de 100 años”.

Ahondo en el aspecto de que la inseguridad por la que se ha estado cerrando la válvula a los ductos también esta en las carreteras.

“Hay un tramo carretero que es el de Veracruz- Orizaba- Córdoba –Puebla- Tlaxcala- Querétaro -León y Jalisco qué es donde se roba el 90% de la carga en el autotransporte y en el tramo Veracruz- Puebla se roban el 50% de la carga nacional, eso pondría a los transportistas en una situación complicada”.

“Es el mismo número de pipas y de transportistas que están trabajando a Pemex desde hace un año a los de hoy, entonces el mismo número de pipas que se van a robar es exactamente igual”.
Reiteró que el modelo de negocio mundial va al ducto, por lo que si se quiere detener el robo, se debe legislar en serio en el tema.

“Lo que se tiene que hacer es tener leyes y procuración de Justicia para que cuando se cuente robando los metan a la cárcel y no salgan, la solución no es que se mande por camión sino por ducto, ya que hacer una pipa de acero inoxidable se tardan de 2 o 3 meses”.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario