)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Beto para Presidente?
Columnas: Beto O’Rourke. Es importante grabarnos este nombre desde ahora, estimados lectores. El joven demócrata oriundo de El Paso, Texas,...

¿Beto para Presidente?

/ 13 de abril, 2019 / Homero Hinojosa

Beto O’Rourke. Es importante grabarnos este nombre desde ahora, estimados lectores.

El joven demócrata oriundo de El Paso, Texas, promete convertirse en el posible rival de Donald Trump para las elecciones presidenciales del 2020.

“Este es el momento de la verdad para nosotros”, dijo recientemente ante una multitud llena de entusiasmo al formalizar su candidatura para la Casa Blanca, precisamente en su pueblo natal que es frontera con Ciudad Juárez.

Para muchos observadores, O´Rourke trae una dinámica unificadora, valores progresistas y un cambio generacional de los políticos que definen la línea de Washington con el mundo. 

Mientras Trump busca construir un muro en la frontera y cierra parcialmente la frontera con México (y aún así no logra detener el flujo de migrantes), O’Rourke contempla a Estados Unidos como “un país de migrantes y de solicitantes de asilo y refugio quienes son la premisa de nuestra fuerza, de nuestro éxito y, sí, de nuestra seguridad”.  

De ser electo se espera que el joven político texano de 46 años impulse un reforma migratoria integral que reunificará a las familias separadas en la frontera y que sacará a millones más de migrantes indocumentados de las sombras.  

O´Rourke mantiene una simpatía muy popular entre los jóvenes por su pasado como cantante de rock-punk. Cuando llega a los mítines de campaña los asistentes lo reciben con una aclamación espectacular.

Agitando las pancartas que rezan “Beto Créelo”.

Las peticiones para tomarse un selfie del recuerdo con él son constantes. 

Su mensaje electoral y social está claramente dirigido no solo a la gente de El Paso, sino a todos los demócratas del vecino país del norte, ya que el partido se prepara para una amplia campaña para ver quién desafía a Trump en las elecciones de 2020.

Ya en el pasado, O’Rourke señaló que él ayudó a impulsar la participación electoral en Texas, particularmente entre los jóvenes hasta alcanzar algunos de los niveles más altos en años. 

Dio a conocer su intención de postularse para la presidencia a mediados de marzo, y en un solo día sorprendió al recaudar donativos de pre-campaña por 6.1 millones de dólares, lo que le dio relevancia inmediata en el escenario demócrata. 

Con el dinero reunido eclipsó el resultado que tuvo el veterano Bernie Sanders, senador independiente por Vermont. Sanders se presenta como un líder ubicado en el extremo izquierdo del espectro político, que con 88 años —sí, 88!— marcha a la cabeza de los sondeos en la carrera por el Partido Demócrata entre los 16 candidatos declarados.

Pero O´Rourke viene pisando fuerte, enarbolando la bandera de los demócratas de la generación “millennial”.

Desde marzo ha estado haciendo intensa campaña ante grandes multitudes en los estados con voto anticipado como Iowa y Nueva Hampshire.  

Además de Sanders, un posible contrincante de O´Rourke dentro de los demócratas sería Joe Biden, el ex vicepresidente de Barack Obama.
Quien todavía marcha  arriba en las encuestas. 

Hillary Clinton, quien compitió contra Trump en 2016, aún no ha definido si repetirá como postulante, aunque la mayoría de los observadores opinan que “el momento de Hillary ya pasó”.

¿Quién le convendría a México en todo este caldo de aspirantes? ¿O´Rourke, Sanders o Biden? 

A fin de cuentas cualquier demócrata que logre arrebatarle a Trump la presidencia será siempre una mejor opción.

Y a tan solo año y medio de las elecciones muchas cosas pueden suceder, incluso que el mismo Trump no logre llegar a competir por el Partido Republicano, observando los errores tras errores que viene cometiendo en su administración…