)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > La candidata abucheada
Columnas: Desde el momento en que el maestro de ceremonias presenta a Bertha Sánchez, un elocuente ‘¡Buuuuuuuuuuu!’ se amplifica en...

La candidata abucheada

/ 13 de mayo, 2019 / Héctor garcÉs

Desde el momento en que el maestro de ceremonias presenta a Bertha Sánchez, un elocuente ‘¡Buuuuuuuuuuu!’ se amplifica en el Gimnasio de la Unidad Deportiva de Ciudad Madero,

Con el gesto adusto, visiblemente incómoda, la candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por el Distrito 20 llega al podium y, de inmediato, en vez de ver hacia el público que lanza un abucheo y una rechifla que se expanden en el recinto, voltea para buscar la mirada protectora de Yeidckol Polevnsky, entretenida con sus apuntes en unas hojas blancas.

‘¡Fuera, fuera, fuera!’, corean con fuerza los cientos de morenistas inconformes con la candidatura de Bertha Sánchez a la diputación local por el Distrito con cabecera en Ciudad Madero. La presión y la tensión van en aumento.

La candidata morenista a diputada local recibe una porra de apoyo de un pequeño contingente, no más de 60 personas que se encuentran a un costado del escenario. Los abucheos y los silbidos se imponen.
La aspirante de Morena a la diputación local por el Distrito 20 quiere quedar bien con el presidente municipal de Madero y lo menciona en su discurso, pero el abucheo no cesa, sigue, se prolonga. Ni así logra convencer.

Mientras ella habla, docenas de personas se levantan de sus asientos y se enfilan hacia la puerta de salida del Gimnasio de la Unidad Deportiva. De esa forma, manifiestan su rechazo a la candidata morenista. Las sillas blancas se van quedando vacías.

Nadie pone atención al discurso de la aspirante a diputada local. Las miradas se enfocan hacia las áreas dónde continúa el murmullo, la rechifla, el abucheo. La tensión se refleja en cada área del recinto. Más morenistas abandonan el amplio salón que, en poco tiempo, exhibe huecos por doquier. La gente se marcha entre murmullos.

Sin esbozar siquiera una sonrisa, con el rostro endurecido y rígida en su postura corporal, Bertha Sánchez concluye un discurso que apenas dura 2 minutos y 48 segundos. Es evidente, notorio: no soporta la presión, el rechazo, el malestar, la inconformidad de los militantes. La división morenista en el Distrito 20 está a la vista de todos.

Tras las intervenciones de José Luis Ornelas y Noemí Magaña, llega la hora de escuchar el mensaje de Yeidckol Polevnsky.
Cuando la secretaria general de Morena pide el voto para todos los candidatos a diputados locales, una vez más surge el abucheo al eschucharse el nombre de Bertha. Un ‘¡Buuuuuuuuuu!’ suena con fuerza a pesar de que cada vez hay menos gente en el inmueble.

Ante el abucheo, Yeidckol Polevnsky, inmutable, como si no oyera nada, recalca la petición del voto: ‘¡Para todos!’.

Sin embargo, la rechifla en contra de la candidata morenista a la diputación local por el Distrito 20 se escucha sonora. La lideresa del partido sigue con su discurso.

‘Es muy importante la unidad’, dice Yeidckol. Para entonces, las sillas vacías son enorme mayoría. De las casi 2 mil personas que se encontraban en el Gimnasio de la Unidad Deportiva a las 17:30 horas, a la mitad del discurso de Polevnsky sólo había 350 asistentes. La división del partido es pública, elocuente.

Yeidckol expresa algunas críticas en contra del PAN y del gobierno estatal. Exige que el mandatario estatal saque las manos de la elección, pero, sobre todo, lanza dardos envenenados en contra de Alejandro Rojas Díaz Durán, suplente del senador Ricardo Monreal. Lo tupe con todo, sin decir nunca su nombre. Lo descalifica.

De paso, con cierta jactancia ‘tuitera’, lo menosprecia: ‘Yo creo que las batallas deben ser de altura. Uno debe elegir a sus amigos, pero, sobre todo, a los enemigos’.

Dueña de un escenario invadido por el desencanto, Yeidckol Polevnsky remata su discurso a las 20 horas con 10 minutos, con un recinto prácticamente vacío y el eco de un abucheo para una candidata que se convierte en noticia.

EL ALCALDE MEJOR EVALUADO DEL ESTADO
Lo dijo Yeidckol Polevnsky: ‘Tengo muy buen información del trabajo que está haciendo Adrián Oseguera’.

‘Aquí entre nos, es el mejor evaluado en todo el estado. ¡Ahí nomás!’, expresó la dirigente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) al referirse al alcalde de Ciudad Madero.

Además, Yeidckol felicitó a Adrián Oseguera por la celebración del 95 aniversario de la urbe petrolera, festejo que albergó el sorteo de la Lotería Nacional en la Playa de Miramar.

Por cierto, doña Polevnsky también reconoció el trabajo del senador Américo Villarreal Anaya y del diputado federal Erasmo González Robledo.

Y PARA CERRAR…
Después de su breve incursión por Acción Nacional, Lalo Hernández Chavarría apareció en el evento sabatino de Morena en Ciudad Madero.
Dicen que ya hasta se ha puesto la gorra guinda del partido de la 4T en apoyo a la candidata morenista por el Distrito 19, Rosa María Rosales Saucedo.