)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Enfría PAN a soñadores
Columnas: Hace unos días les adelante que se dieron los primeros manotazos hacia el interior del equipo blanquiazul que gobierna...

Enfría PAN a soñadores

/ 12 de julio, 2019 / Melitón García de la Rosa

Hace unos días les adelante que se dieron los primeros manotazos hacia el interior del equipo blanquiazul que gobierna Tamaulipas, el estate quieto para uno de los suspirantes del 2022 fue el aviso para que los que intentaban acelerar bajaran sus ímpetus, porque al PAN no le corre ninguna prisa y creo entender porque.

Así es mis queridos boes, al equipo Reynosa que manda en Palacio la ruta del 2022 le pinta sin obstáculos, con todo o casi todo el poder en sus manos y con adversarios minúsculos que no atinan a reagruparse después de las derrotas sufridas.

¿Pero quién quiere o a quien quieren en los grupos panistas para la candidatura y por ende para la gubernatura de Tamaulipas en juego en poquito menos de 3 años?

Apuntado desde que el PAN arrasó con Baltazar Hinojosa en el 2016 esta Gerardo Peña, él no lo dice, pero tampoco lo niega, es cercanísimo al Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, compañero de batallas en los tiempos en que la maquinaria priísta arrollaba por la buena o por la mala, hasta de secuestros hablamos, pero esa es otra historia.

Hoy Gerardo Peña, que ha pasado por SEBIEN, por el PAN estatal y se apresta para liderar el Congreso Local sigue siendo el delfín, al menos es en el que coincide la mayoría de los que analizan la política estatal.

Tampoco lo dice, incluso sus más cercanos lo niegan, pero en la puja la opinión pública coloca al Senador Ismael García Cabeza de Vaca, el hermano del gober, que pian pianito se ha construido simpatías por el Estado y sorteado episodios mediáticos que a otros personajes los hubiesen sepultado políticamente.

Maki Ortiz, la alcaldesa de Reynosa, con un peso político ganado a pulso allá en su tierra, indudablemente que es un personaje que siempre es instalada en la lista de prospectos, en ese caso los suyos, los que le operan, los que le mueven la grilla aceptan que estarán atentos y listos por si se dan las condiciones.

Hay quienes anotan a Jesús Nader, el alcalde de Tampico en la selecta lista para el 2022, los resultados a poco menos de 10 meses de gobierno le abren esa posibilidad, los proyectos qué hay para el puerto le abrirían paso en el futuro 2022, pero él me dijo que por su cabeza solo pasa ahora trabajar por Tampico.

Asegura que no le distrae el futurismo, aunque la calificación de las encuestas le coloca a la cabeza de los mejores alcaldes. Yo creo que aunque él ahora dice que no, en unos dos años lo veremos en la carrera.

Y por último está Arturo Soto Alemán, el victorense de la Azteca (barrio pobre en el que ya no vive, pero al que se echa sus vueltas en su camionetota y es su principal bastión) que también asegura que no, porque está ya trabajando en lo que será su paso por el Congreso Local.

El tema con Arturo Soto es que hizo una campaña tan escandalosa para la diputación local, dicho en el buen sentido, que parecía que iba no por una diputación, no por la alcaldía, parecía una campaña de mayores pretensiones.

Eventos harto masivos, un ‘ejército’ de ‘voluntarios’, decenas de fotos, videos, boletines, afiches de todo tipo y sobre todo la euforia imprudente de quienes le manejaban la movilización, la imagen, la comunicación, que no tuvieron empacho antes y después del triunfo en externar que eso había sido un ensayo para el 2022.

La alcaldía de Victoria les queda chiquita, la reelección en la diputación local mas chiquilla, una diputación federal en el 2021 pues tal vez, pero la tirada es el 2022.

Insisto, no son dichos de Soto, quien en corto asegura, jura y perjura que no es el tiempo, que es un soldadito del gober y que desde el Congreso local busca servir y ya después, pues lo que su jefe disponga, pero de que su séquito se mareó y sueña sobre nubes de algodón color de rosa, no tengo la menor duda.

El caso es que a esta lista, ya les quedó claro que no son los tiempos, no hay prisa, porque cuando el PAN monitorea a los de enfrente ve a un MORENA enfrascado en el pleito interno, ve a sus posibles gallos: José Ramón Gómez Leal, Américo Villarreal, Héctor Martín Garza y Rodolfo González Valderrama en gris, unos escondidos porque ni siquiera les están pagando y otros apenas con viáticos para los fines de semana llegar a Tamaulipas a apadrinar a graduados de CBTIS, para después irse a su chamba de ‘Godinez’ en la CDMX.

La 4T tiene paralizadas las ex delegaciones en Tamaulipas y eso ha impedido a sus personajes para el 2022 la oportunidad de lucirse, insisto parece que mejor se esconden.

En el PRI, la cosa es peor, pareciera que Enrique Cárdenas será dirigente estatal antes de que termine el año y que estará en la carrera por la candidatura a gobernador en la que también veo a Alejandro Etienne y nadie más.

Por eso en Palacio bastó para que corrieran o movieran el tapete a unos 60 burócratas miembros de uno de los equipos de soñadores por el bando azul, para hacerles entender a todos que no hay prisa y el que se mueva puede caerse para siempre de la posibilidad, por eso hay caras largas y sonrisas fingidas.