México
Estás en: Expreso > México > Peña está comprometido con derechos humanos: Rosario Robles

Peña está comprometido con derechos humanos: Rosario Robles

Afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto hizo un planteamiento coherente y sin pensar en cálculos electorales, como corresponde a un estadista y a un mandatario comprometido con los derechos humanos

/ 10 de junio, 2016 / El Universal

CIUDAD DE MÉXICO.- Rosario Robles, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), afirmó que el matrimonio igualitario es un debate que debe darse en el Congreso, independientemente de los resultados.

Afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto hizo un planteamiento coherente y sin pensar en cálculos electorales, como corresponde a un estadista y a un mandatario comprometido con los derechos humanos.

Me parece que es una iniciativa que tiene que discutirse y debatirse en un ámbito de respeto y con mucha seriedad y en el ámbito de lo civil, es decir, de lo laico, expuso.

“No es un tema religioso, yo creo que las iglesias pueden sus posturas, pueden tener sus matrimonios religiosos bajo determinadas circunstancias de acuerdo a sus creencias, pero aquí estamos hablando de un contrato civil que legisla o que regula un Estado que es laico, y que la iniciativa del presidente Peña, que es en concordancia lo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha señalado, lo que pretende es justamente que este contrato sea igual para todos y aplicable para todos, independientemente de la preferencia sexual”.

Robles admitió que son temas muy polémicos, y por eso es muy importante dar debates de altura, con visión de Estado y sin homofobias, sin discriminación.

«Lo que es un hecho y que me parece que los tribunales debe investigar es la intromisión abierta de algunos miembros de la Iglesia. Una cosa es el debate, es totalmente aceptable. El invitar a votar o no votar por la razón que sea, está prohibido», dijo Robles, en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula. «No estoy hablando de todos, de algunos. Éste es un estado laico», señaló.

— ¿Intromisión abierta o debate?
— Intromisión abierta llamando…
— En una sociedad democrática qué bueno que la Iglesia esté debatiendo.
— Pero eso está prohibido. Una cosa es el debate…
— ¿A qué llamas intromisión?
– Una cosa es el debate, desde luego es totalmente aceptable.
— Qué bueno que se dé.
— Claro.
— Pero, ¿a qué llamas intromisión de la Iglesia o de las Iglesias?
— Invitar a votar, a no votar por un partido político, cualquiera que éste sea, por la razón que sea, está prohibido, está prohibido.
— ¿Eso está documentado?
— Bueno, hay declaraciones, incluso entrevistas.
— ¿Que se les aplique la ley, a secas?
— De algunos obispos o de algunos curas, o de algunos miembros de la Iglesia, no estoy hablando de toda la Iglesia Católica o Evangélica, o cualquier Iglesia que por supuesto deben de participar en estos debates.

«Pero yo he dicho, y lo ha dicho la Corte, y creo que es la postura de quienes hemos siempre luchado por estas libertades y estos derechos: Este es un Estado laico, aquí lo que debe prevalecer son las garantías que debe dar el Estado mexicano a todas y a todos, y sobre todo la importancia y la obligación que tiene de defender a las minorías.

«Yo creo que ésta es la parte más importante y entonces ya no discutimos lo religioso. Cada quien actuará con base en su religión, cada quien aplicará lo que su conciencia crea; si no se está haciendo obligatorio, lo único que se está diciendo es tu Congreso ahora discute, porque es una iniciativa que está enviando el presidente Peña».

Ayer jueves, EL UNIVERSAL publicó que diversos sectores de la Iglesia católica han expresado su malestar por las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto sobre las uniones entre personas del mismo sexo y su posibilidad de adoptar, lo que motivó, previo al proceso electoral del domingo pasado, que se intensificara una campaña en defensa de la figura del matrimonio, que incidió en el electorado que optó por no favorecer al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en algunas entidades, que fue uno de los objetivos de esta ofensiva contra la propuesta, revelaron autoridades eclesiásticas.

El lunes pasado, el candidato ganador de la gubernatura de Aguascalientes, Martín Orozco, del Partido Acción Nacional (PAN), reconoció que las iniciativas a favor de la comunidad gay ayudaron a su promoción del voto y el obispo de Veracruz, Luis Felipe Gallardo, dijo que la derrota del PRI se debió a la propuesta presidencial, puesto que la mayoría de los mexicanos son católicos y no aceptan el matrimonio entre personas del mismo sexo.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario