)
Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > ¿Qué vamos a comer mañana?
Columnas: Llera siempre es noticia

¿Qué vamos a comer mañana?

/ 17 de noviembre, 2018 / POR OTHÓN VILLARREAL GUZMÁN

Sin duda alguna que  es bueno el propósito del Instituto Nacional Electoral de ir en contra de aquellos partidos políticos o candidatos a un cargo público que compren el sufragio de la ciudadanía sin embargo el querer es una cosa y hacerlo otra pues desde que tengo uso de la razón siempre ha existido este ilegal comercio y es fecha que ni una autoridad del ramo lo ha logrado por muchas ganas que tengan por lo tanto digo que en tanto el citado instituto no se decida meter a la cárcel a los peces gordos la idea quedará en eso: Una idea y nada más.
Salvo que alguien lo comprueba y lo denuncie a sabiendas de que se procederá en contra de quien o quienes lo promuevan…. dicho está y no me rajo.

Algo está pasando en el país, sobre todo en Tamaulipas y no se diga en mi querido Llera donde la falta de dinero y trabajo es el desesperado grito de la raza que de plano ya no encuentra a qué árbol arrimarse pues por todos lados se deja escuchar el desgarrador grito de la gente al acostarse por la noche pensando qué vamos a comer mañana.

Lo que trae a mi recuerdo aquella expresión que solía decir el periodista Francisco González Doria cuando nos comentaba en son de broma “chingados porque la cigüeña se equivocó y en vez de  haberme dejado en una barrio de ricos me aventó en un barrio pobre ”.

 Expresión que nos causaba risa dicha en el mejor sentido de la palabra.

 Se acerca la temporada invernal y según los que conocen de aguacates como colegialmente lo decía aquel gran hombre que fuera don Jesús Sepúlveda, padre, cuando de vez en cuando nos “aventábamos una cervecita para después agregar que eran cosas de Dios y con el no hay que bromear ni estar contra porque nos puede ir peor”
Ah qué don Chuy, era curiosa su forma de expresarse.

Lo que me recuerda aquella ocasión que al ir con rumbo a Ciudad Victoria, a la altura de la curva del ejido San Francisco se encontraban tres o cuatro damas que al conocer el vehículo le hicieron la parada pero como iba acompañado de su señora esposa, listo y ocurrente como era dijo “pues éstas qué están creyendo que mi camioneta es un autobús de pasajeros y siguió de frente sin decirles adiós”.
No, si don Jesús tenía lo suyo y se las sabía de todas, todas…. Nadie le ganaba una.
Como buen norteño era fenomenal.

Como amigo era único. A propósito cuando lo conocí se dedicaba a la compra y venta de aguacates, vocación que siguieron sus hijos, mismos que por cierto ya pasaron a mejor vida y de ellos queda un agradable recuerdo….. que Dios los tenga en su santa gloria.

No quiero despedirme sin antes hacer una atenta y cordial invitación al Presidente de Llera, Héctor de la Torre Valenzuela para que de ser posible dote de guantes y chamarras al personal de limpieza pública pues ayer observaba cómo al barrer las calles traían un espantoso frío que los dedos de las manos se les “engarrotaban”, por lo tanto no sería malo que ante el crudo invierno que está pronosticado dotara de estos a todo el personal mencionado y al público en general les obsequiara una tacita de café caliente y de ser posible acompañado de una pieza de pan pues la mayoría salen de casa sin un cafecito o té de perdido en la panza….digo      
   
HASTA MAÑANA Y BUENA SUERTE