Opinión
Estás en: Inicio > Opinión > Gobiernos de Botín
Columnas: Consensos

Gobiernos de Botín

/ 12 de febrero, 2019 / Horacio Reyna de la Garza

En México a lo largo del último siglo y con el cambio periódico de gobierno, en lo federal y lo local se vio como el cambio de funcionarios en las diferentes áreas del gobierno era un proceso natural, a decisión del gobernante y no se cuestionaba tal porque precisamente es una facultad de nombrar y destituir a cualquier funcionario de gobierno.

Este vicio en la administración pública mexicana llamado “gobierno de botín”, llamado así ya que llegado el nuevo gobernante cambia a todas los funcionarios sin distingo y posiciona a un nuevo grupo de trabajo, no siempre un equipo, no siempre están preparados para las áreas, el único común denominador en estos cambios es que tienen la confianza del gobernante en turno, por cual sea el motivo.
Es de “botín” porque muchas veces solo están por la chamba.

Este fenómeno que se repite cada año electoral se acentúa cuando hay cambio de partido político en el poder. Se entiende que el cambio de gobierno es un ejercicio necesario para la oxigenación de la propia administración, el arribo de nuevas ideas y sobre todo de una energía única que se da gracias a las campañas y a los procesos de formación de nuevos gobiernos. También se entiende cuando necesariamente el nuevo gobernante ocupa de un equipo cercano y leal a él.

Lo que no se puede entender, es como en áreas especializadas de los gobiernos se vayan sin ser evaluados la mayoría de los funcionarios. Lo que no se puede entender de esta práctica es cuando llegan a los cargos gente con nulo conocimiento o experiencia al cargo en cuestión.

Un ejemplo de esto es lo que sucede en el CONACYT donde acaban de nombrar como subdirector y coordinador de comunicación e información estratégica a alguien que no ha terminado la licenciatura siquiera. Sus méritos son estar cercano a un grupo político cercano a AMLO y solamente.

Este tipo de prácticas que se repiten en todos los niveles de gobierno nos generan un costo a todos los ciudadanos, porque nosotros en la mayoría de los casos debemos de pagar las curvas de aprendizaje. Por ejemplo a nivel municipal en Diciembre, como en todos los años, se presento un aumento en la generación de basura por ciudadano, las áreas correspondientes para dar un buen servicio no se prepararon y la zona sur de la ciudad se vio afectada.

Estos ejemplos que nos cuestan a todos deben de atenderse de una manera diferente. Por supuesto que hay otras formas de generar gobiernos y claro que México lo ha intentado a nivel federal. El servicio profesional de carrera que tenemos en el cuerpo diplomático mexicano es extraordinario, así como el militar.

Fuera de estas áreas no se ha podido generar un servicio profesional de carrera en todas las áreas de gobierno. A nivel estatal y municipal ni se diga, no existe, Victoria no ha siquiera dado un paso en esto.

Hace falta mucho por hacer para seguir profesionalizando el servicio público, es necesario cambiar la visión de como se forman los gobiernos, no son de “botín” la mejor forma de generar gobiernos al contrario son los que más nos cuestan.

@lachoreyna
Décimo Sexto Regidor de Victoria