)
Estás en: Expreso > > Tianguistas se rebelan… se instalan

Tianguistas se rebelan… se instalan

Pese a que las autoridades prohiben la reapertura de Tianguis, ayer oferentes reabrieron el de La Paz.

/ 01 de junio, 2020 / Nora Hernández Herrera

CIUDAD VICTORIA, TAMAULIPAS.- Pese a que no tienen autorizado iniciar actividades en los tianguis de Tamaulipas, oferentes se revelaron este domingo 31 de mayo a las autoridades y salieron para instalarse en el Tianguis de La Paz en esta capital.

En un recorrido realizado por EXPRESO se pudo observar que a pesar de no estar instalados los vendedores en su totalidad, por lo menos un 60 por ciento acudió al lugar, dónde tenían cerca de dos meses de no trabajar.

Ahí se volvieron a vender además de carnitas, chicharrones, barbacoa, mariscos y frutas y verduras que tenían permitido instalarse, había oferentes de chanclas, medicinas mágicas, herramientas, calzado, plantas, cosméticos y más.

Se recobró el colorido y algarabía por el regreso a la plancha de La Paz, en muchos casos los consumidores y hasta oferentes deambulaban y ofertaban sin ninguna medida preventiva, sin cubre bocas, mucho menos sin antibacterial.

“Ya teníamos ganas de salir”, dijo una jovencita, que expresó que no tiene temor al Covid-19, para ella la enfermedad no existe, es algo creado por las autoridades, para qué? “pues no sé pero eso pienso yo”.

Una de las oferentes a dos meses de inactividad, dijo, “vivimos una situación bien difícil, la verdad es que yo dos meses sin trabajar, fue mucho, aunque mi esposo es jubilado me ayuda con los gastos, pero ya se nos estaba terminando el poquito ahorro”.

Regresaron a instalarse pese a no estar permitido porque se corrió la voz una a uno, “nos pusimos de acuerdo de venir, ya no teníamos dinero, era la semana más difícil”, dijo tras señalar que estaba en espera de que pasar personal del municipio a cobrar los 25 pesos por piso y el tablón.

Otra oferente de artículos de jardinería, dijo que vivió una situación crítica, “fueron dos meses y empieza uno a salir, porque se acabó lo poquito que teníamos”.

En su caso personal, reconoce que estiró el dinero lo más que pudo, pero no fue nada fácil dejar de trabajar dos meses, tenía que limitar el dinero y al estar al límite optaron por salir al tianguis.

“Yo vi que se iban poniendo poco a poco y dijimos… vamos a ver que…lo poquito que vendamos es un ingreso, porque la familia tiene necesidades, no
ha venido la COEPRIS, y si nos dijeron que se va a extender más la cuarentena”.

Sin recibir ningún tipo de ayuda, acepta que si regresan las autoridades sanitarias y le pide retirarse lo harán, “no salimos por gusto, salimos por necesidad”.

En el recorrido de EXPRESO, un vendedor de aguas frescas, dijo que dos meses de falta de venta, lo obligó a realizar otras actividades para llevar un ingreso a su casa.

“Fue un mes y medio, estuvo difícil la situación, para enfrentar los gastos, para todos estuvo difícil”, dijo tras indicar que era necesario salir aun sin el permiso de las autoridades.



¡No te lo pierdas!
Deja un comentario